INESPERADO

Lo que faltaba: Meghan Markle y la Reina Isabel unieron fuerzas contra sus peores enemigos

En un giro de tuerca, ahora la Duquesa queda en deuda con la Monarca.
domingo, 9 de mayo de 2021 · 03:15

La lucha de Meghan Markle contra los medios no ha terminado. A mediados del mes de febrero se conoció que la esposa del Principe Harry se había anotado una victoria judicial contra "Associated Newspaper Limited", editorial encargada de la difusión de medios como 'Daily Mail' y el 'Mail on Sunday', sus peores verdugos mediáticos. Esta vez, ha habido una nueva victoria en este interminable litigio y, lo más insólito, desde la alianza más insospechada para ella.

En aquel momento, según reportó "Vanitatis", Meghan Markle demandó a esta cadena de rotativos por publicar sin su consentimiento, correspondencia entre ella y su padre, Thomas Markle, que datan del año 2018, bajo el alegato de que al ser persona pública, el país "tenía derecho a la información". Markle, por su parte, alegó "intromisión a su privacidad". Después de sopesar cada argumento, el juez no dudó en conceder la victoria a la exactriz frente a sus demandados.

Meghan Markle asesta una embestida millonaria  contra sus detractores mediáticos.

Para este año, quedaba otra decisión por deliberar y tuvo que ver con los derechos de autor de las cartas de la discordia, las cuales, por cierto, fueron escritas a mano por la estadounidense. Sin embargo, "Associated Newspaper" alegó que Meghan Markle no podría atribuirse la autoría de las misivas, pues ella contó con la ayuda de Jason Knauf, quien en en 2018 fungía como secretario de comunicaciones del Palacio de Kensington. Esto trajo dudas al juez, quien alentó al exempleado y quiénes estuvieran implicados a sumarse al reclamo por derechos de autor, cosa que no sucedió.

Para alivio de Meghan Markle, Knauf declaró en juicio y, en efecto, admitió que la de Sussex acudió en su ayuda para redactar sus cartas, dado que era un tema delicado para ella y deseaba que estuvieran organizadas en el mejor contexto posible. Él la ayudó, según comentó, con algunas ideas sueltas pero la autora real era, sin dudas, la Duquesa.

En este caso, queda inhabilitada la posibilidad de que Meghan Markle se enfrente en juicio a su padre, Thomas Markle.

Adicional al testimonio del exmiembro del servicio de la Familia Real, lo que Meghan Markle nunca imaginó es que el equipo de abogados de la Reina Isabel, en pleno y bajo su aprobación, decidieran intervenir en el caso para asegurar que "no consideran que la Corona sea la propietaria de los derechos de autor del borrador electrónico".

Estos hecho de convicción fueron suficientes elementos de peso para asegurar una segunda victoria en la batalla legal de Meghan Markle contra ambos medios británicos y la editorial matriz. Una vez que así fue refrendado por el juez de la causa, salieron a la luz los requerimientos que la nieta política de la Monarca espera recibir a modo de compensación por daños y perjuicios.

Los peores medios que siguieron a Meghan Markle mientras fue miembro senior real, fueron el 'Daily Mail' y el 'Mail on Sunday'

Meghan Markle ha exigido a estos medios, tanto el "Daily Mail" como "Mail on Sunday" ni más ni menos que 'una disculpa pública hasta la eliminación de cualquier copia que existiera de la carta o incluso cualquier nota que se hubiera hecho sobre ella. Pero también se pedía el pago de 1,5 millones de libras, ya que era la cantidad en la que se habían estimado los costes legales'. Así lo refirió "Vanitatis".

No obstante, Meghan Markle no quedó conforme ni su equipo de defensores tampoco. Si bien la justicia le concedió el 90% del monto que ella pidió, ahora exige el 10% restante a razón de la cobertura de sus gastos por la prosecución del litigio, situación que ahora el juez deberá considerar y dar su veredicto en varias semanas. Con este último paso, Meghan Markle podrá respirar y culminar este largo y angustioso litigio.