INÉDITO

Todas las señales que esconde la Princesa Leonor detrás de su estilismo de Confirmación

La heredera da señales que solo pocos han podido interpretar.
sábado, 29 de mayo de 2021 · 01:30

"Casa Real" celebra finalmente este día tan esperado. La Princesa Leonor ha tomado el sagrado sacramento de la Confirmación este 28 de mayo, arropada por el cariño y acompañamiento de sus padres los Reyes Felipe y Letizia, además de su hermana, la Infanta Leonor. Así lo informan medios como "Vanitatis", "Informalia" y "¡Hola!"

La Catedral de Nuestra Señora de Aravaca (mismo recinto religioso donde realizó la Primera Comunión), recibió a la Princesa Leonor y sus compañeros de colegio en esta oportunidad para reforzar con este nuevo paso su fe católica como parte de la programación organizada por el Colegio Santa María de Los Rosales, en el último año que estudiará la heredera para luego viajar con destino a Gales, Reino Unido.

La Familia Real acudió a la catedral minutos antes para ofrecer a la prensa algunas fotos familiares.

Así es que en este día, la Princesa Leonor hizo acto de presencia un poco antes del mediodía para conceder algunas fotos a la prensa que se encontraba en las inmediaciones, previo a llegada de las otras familias, con la intención de no incomodar o en todo caso, retrasar el evento.

Para esta ocasión, tal como habíamos referido en coberturas anteriores, ni la Princesa Leonor ni sus compañeros vistieron con el uniforme escolar, sino que tuvieron la opción de elegir un atuendo de acuerdo al gusto de cada quien.

Según pudimos observar, la Princesa Leonor se propuso destacar para este acto religioso, con un hermoso vestido con escote cruzado en color azul klein y falda por encima de las rodillas. Para la heredera ésta tonalidad es una apuesta segura: recibió el Toisón de Oro con un atuendo en el mismo color pero en tono distinto y para su primer discurso como Princesa de Asturias, la elección fue más que obvia.

En este acto que protagoniza la Princesa Leonor, los estilismos de la familia contribuyeron a destacar el suyo.

Si bien el color rojo es el más representativo para el reinado de Felipe VI, el color azul, sobre todo en variantes oscuros simboliza sin duda a la Monarquía. Nada es escogido al azar, la Princesa Leonor nos lo afirma: ella es el futuro de una Institución por ley inamovible, indivisible y de cara a nuevos tiempos.

En tanto, la Infanta Sofía y la Reina Letizia retroceden en favor de la homenajeada del día: a todas luces, se entiende la intencionalidad en el vestido vaporoso de mangas francesas y en color beige discreto. La Soberana también lució conservadora, en un conjunto camisa blanca con botones laterales en el cuello y siza, que combinó con un pantalón negro que enmarca su figura de forma fantástica, mientras que su padre, en un claro guiño hacia la Princesa Leonor, llevó una corbata en tono azul.

En referencia al Rey, se cree que finalmente la Princesa Leonor lo eligió como padrino y no a la Reina Letizia. La razón para ello, deviene en que aún no se sabe si la Monarca está confirmada por la Iglesia, en tanto que su padre si ha cumplido con la realización de todos los sacramentos y en más de una ocasión, ha declarado ser católico practicante. Así que la puesta de la mano sobre el hombro de la heredera, ha caído sobre la responsabilidad del padre, quien por cierto, tuvo muchos gestos públicos de amor y complicidad con la heredera, su motivo de orgullo.

 

En todo momento, el Rey Felipe se mostró atento y amoroso con la Princesa Leonor.

Los grandes ausentes, tal como se pudo corroborar, fueron los abuelos paternos y maternos de la Princesa Leonor. Por disposición del Colegio Santa María de Los Rosales, se pidió una extrema reducción de convocados al acto de Confirmación, que dejó a otros miembros familiares, como los abuelos, por fuera de este momento especial para los niños.

Hubo controversia, críticas y rumores alrededor de esta decisión, se llegó a decir que la disposición del plantel educativo obedeció a un pedido directo de los Reyes Felipe y Letizia, para ahorrar a la Princesa Leonor situaciones incómodas y disgustos por parte de sus padres. Tampoco hubo fotos oficiales del acto religioso dentro de la Catedral, por considerarse un acto familiar, aunque público.

Por tanto y hasta lo que se conoce, solo se podrá inmortalizar la entrada y la salida de la Princesa Leonor a la capilla de la Catedral de Aravaca. Esta decisión es comparable a la Confirmación de Cristian de Dinamarca, cuya familia real del trono danés sí ofrecieron a la prensa algunas fotos oficiales dentro del evento pautado.