EXCLUSIVA

El Príncipe Harry devastado ante miles de personas y en tv nacional: "el dolor me llevó a la ansiedad"

El proceso de sanación del Duque de Sussex está por comenzar.
sábado, 22 de mayo de 2021 · 01:30

Si Meghan Markle fue la figura estelar de la segunda "Entrevista del Siglo"  con la laureada presentadora Oprah Winfrey. Esta vez, su esposo el Príncipe Harry, tendrá su ansiada oportunidad para poder finalmente contar todo desde su perspectiva, frente a la misma periodista, pero en un escenario donde sin duda alguna el protagonista será él. Así lo relata la revista "Hola".

El Príncipe Harry y la productora norteamericana apuestan por un nuevo proyecto conjunto para la plataforma Apple TV+ que lleva por nombre "The me that you can't see" (Lo que no ves de mí) que se encargará de confrontar el delicado tema de la salud mental, y en una de sus exitosas entregas, el hijo de Lady Di pasa de productor ejecutivo al más esperado de todos los entrevistados. (Video cortesía Apple Tv+)

El Príncipe Harry se mira frente a su propio espejo en "The me that you can't see"

Varios artistas del mundo del espectáculo han contribuido con sus testimonios a esta iniciativa que trata un tema aún considerado tabú a nivel social, pero de todas las declaraciones recogidas, fueron las del Príncipe Harry las más devastadoras, pues expone a corazón abierto su lucha personal contra el pánico y la ansiedad provocados tras la desaparición de su madre, Lady Di.

El Duque de Sussex reconoció que no fue capaz de canalizar la pérdida desde su adolescencia hasta la adultez, razón que lo motivó a buscar ayuda profesional para poder recuperarse y seguir adelante con su dinámica de vida.

Tomar la decisión de recibir ayuda no es un signo de debilidad. En el mundo actual, más que nunca, es un signo de fuerza. Soy el primero que reconoce que tenía miedo cuando fui por primera vez. Cuatro años de terapia para una persona que nunca pensó que alguna vez lo necesitaría es mucho tiempo.

En medio de su intervención, el Príncipe Harry no dudo en lanzar su acostumbrado guiño a su familia monárquica, al asegurar que la determinación de pedir asistencia para tratar los problemas de salud mental que lo aquejaban, se debió en parte al entorno que lo rodeaba, en referencia a los Windsor. "Tampoco estaba en un ambiente que motivara a hablar de eso. Fue como, mejor quedarme callado".

Para el Príncipe Harry, exponer su situación ante Oprah es parte de su proceso de sanación.

Los problemas de ansiedad del Principe Harry comenzaron luego del fallecimiento de su madre en 1997. Su corta edad le impedía procesar la dolorosa situación y aún le cuesta asimilarla: "Si pienso en ella me acuerdo de que no puedo traerla de vuelta y me voy a poner triste. ¿Cuál es el punto de pensar en alguien que has perdido y que nunca va a regresar? Y simplemente decidí no hablar de eso".

Las funciones reales que adquirió con el paso de los años, no le ayudaron en absoluto a canalizar la pérdida, sino a acentuar su percepción de que tan solo "actuaba" frente al público en cada aparición oficial. El Principe Harry creyó que su familia le daría las respuestas que necesitaba al crecer, pero lo que recibió ante todas sus dudas y preguntas fue un "absoluto silencio". De allí surgieron sus problemas con el alcohol, los estupefacientes y las noches insanas de "diversión". Fueron su ruta de escape para evadir el dolor.

Lady Di tuvo que lidiar con su dolor sola. El Príncipe Harry quiere ayudar a otros a través de su historia.

Conocer a su esposa, Meghan Markle, fue un momento revelador para el Príncipe Harry, luego de más de 20 años de andar en direcciones equivocadas. A ella le atribuye su decisión de cambiar el estilo de vida que llevaba: "Si no iba a terapia y lo arreglaba, iba a perder a la mujer con la que quería pasar el resto de mi vida".

Hoy, el Príncipe Harry es un hombre de familia, con un hijo de dos años, una segunda en camino y su esposa, con quien ha enfrentado el fuerte proceso de transición que significó dejar su vida palaciega atrás para rehacer su vida en los Estados Unidos, muy lejos de su hogar natal. "Ese fue el comienzo de un viaje de aprendizaje para mí. Me di cuenta de que había estado viviendo en una burbuja, dentro de esta familia, dentro de esta institución, estaba atrapado en una mentalidad".