ESPANTOSO

Lo que hay entre la Reina Letizia y su sobrina Carla Vigo: "No les importa ni la chica ni su madre"

La Monarca jamás habría visto por su sobrina ni siquiera en memoria de su hermana Érika.
miércoles, 12 de mayo de 2021 · 15:15

Hay un tema escabroso, una mancha que oscurece el corazón de la Reina Letizia y no la podrá desmarcar por el resto de su vida: el fallecimiento de su hermana Érika Ortíz, quien se quitó la vida en 2007 y dejó huérfana a su hija, Carla Vigo cuando apenas contaba con 6 años de edad.

Sobre sus hombros recae el señalamiento y la culpa que le atribuye su primo, David Rocasolano, por este trágico hecho que destrozó para siempre a la familia de la Consorte. La más pequeña de las hermanas Ortíz sufría de cuadros depresivos y de ansiedad, que según se expuso, tuvo un sustancial incremento cuando fue incapaz de lidiar con la persecución de la prensa y los supuestos gritos e improperios que recibía de la Reina Letizia "por dejarse ver" en público.

La Reina Letizia solo aparecería en la vida de su sobrina para adevertirle sobre lo que dice o no ante los medios.

En este sentido, el periodista Jaime Peñafiel descargó contra la Reina Letizia en el diario "La República" haciéndose eco de lo relatado por el primo trasnochado y ahora exabogado. ¿Qué se sabe sobre una posible cercanía entre la Monarca y la sobrina que en algún momento pensó en quedársela para arrebatarle a su propio padre, Antonio Vigo su custodia?

El tertuliano sospecha, y si analizamos con lupa lo que expone, no carece de sentido basándonos en simples realidades: "Se desconoce que relación mantiene la joven con su tía y sus primas. No existen fotografías que demuestren una mínima relación. ¿Se sentirá Letizia tan orgullosa de su sobrina como Érika si viviera?"

A sus 20 años, Carla Vigo lo dejó dicho en una entrevista, "no me controla mi padre, menos lo hará mi tía Letizia".

En dos platos, así lo sirve Peñafiel: cuando Carla Vigo era apenas una pequeña es posible que la Reina Letizia hubiera tenido más presencia en su vida, tomando en cuenta que la hija de Erika también estaba arropada por su abuela Paloma Rocasolano, y sí, podría ser que en su tierna infancia hubiera sido incluída en algunas celebraciones en "Zarzuela".

Pero hoy con 20 años en su haber, es posible que las cosas hayan cambiado del cielo a la tierra. Es poco lo que la Reina Letizia puede hacer para frenar los pasos de la joven estudiante de teatro que quiere a como dé lugar, un espacio en los medios como actriz, como colaboradora de los Javis, modelo, lo que sea.

La hermana de la Reina Letizia, Érika Ortiz dejó a su hija huérfana con apenas 6 años de edad. Padecía depresión y ansiedad.

A estas alturas, a la Reina Letizia podría importarle menos lo que haga hoy el único legado que dejó su querida hermana Érika. En varias ocasiones la ha contactado para "exhortarla" a no dar declaraciones ni para bien ni para mal sobre sus nexos con la Familia Real, pero todo ha resultado infructuoso. De hecho, la joven va más allá: siendo quien es, las oportunidades le están tocando la puerta y no pensará desaprovecharlas así se desfallezca su monárquica tía.

En la actualidad, la Reina Letizia tiene otros temas esenciales que le ocupan todo su tiempo y esfuerzo: la crianza de sus hijas que están destinadas para algo mucho más grande que actuar, cantar o aparecer de escándalo en escándalo en la prensa rosa, está formando al futuro de la Corona española y reconstruyendo las bases socavadas que dejó el paso de su suegro el Emérito. ¿Carla Vigo? Será su sobrina, podrá quererla, pero siendo adulta y con tanta claridad en lo que quiere, que se las apañe sola.