INÉDITO

El veto de silencio del Rey Juan Carlos, entre lo que calla y lo que aún no sabemos

El Emérito hace lo que sea por volver a España y eso incluye "ver y callar".
martes, 6 de abril de 2021 · 12:04

Desde la abdicación del Rey Juan Carlos, el Rey Felipe y la Consorte Letizia han mantenido durante estos casi 7 años de reinado, un ritmo casi imparable y decimos casi porque nadie en los albores del 2020 pudo siquiera imaginar que viviríamos en el futuro más inmediato, una realidad marcada por una pandemia. Cada quien a lo suyo: los reyes a gobernar y el Emérito, pues a mantenerse al margen todo lo que pueda.

Es de esas peticiones casi imposibles a pesar de los 8 mil kilómetros que actualmente lo separan de "Zarzuela" desde su exilio envidiable en Abu Dabi, pues sobre la imagen del Rey Juan Carlos siempre pesan las sospechas y las dudas y cada noticia suya, trae consigo una ola de estupor que rompe contra los muros de "Casa Real".

Por ahora, el Rey Juan Carlos debe permanecer con un muy bajo perfil.

Pero al menos el Rey Juan Carlos lo intenta según recoge "El País". Desea dejar a su hijo gobernar, o en todo caso enderezar los entuertos que dejó tras sus escándalos financieros, amatorios, familiares y personales, así que a través de una potente maquinaria de trabajo por parte del Rey Felipe y "la que se iba a cargar la Monarquía", la Reina Letizia, van directo con algunas estrategias pensadas en pro de rescatar el buen nombre de la Corona, si es que alguna vez lo tuvo.

El rostro joven, fresco y de futuro que refleja la nieta del Rey Juan Carlos, la Princesa Leonor, es uno de estos planes y su última aparición en solitario fue calificado como un éxito, así que según prevé "El País", ni siquiera con su ida a Gales, se disminuirá demasiado su calendario de compromisos.

Si desea dejar futuro para la Princesa Leonor, el Rey Juan Carlos debe entender que cada paso que da es crucial.

Recordamos también que la inmunización de la esposa del Rey Juan Carlos, la Reina Sofía contra la COVID 19 también es un factor positivo: de todos los miembros de los Borbón y Grecia, ella es la más querida, así que "Zarzuela" planifica desde lo pronto, mayores apariciones oficiales para la Emérita, quien no podría estar más complacida al respecto.

¿Cuál sería dentro de toda esta estratagema, el rol que tocaría al Padre de la Democracia? pues tal como reza el famoso refrán "calladito se ve más bonito", y con ello, quiere decir que mientras se despeja el panorama en España con respecto a las investigaciones que lo señalan, el Rey Juan Carlos debe mantenerse al margen de toda acción que nos recuerde siquiera su existencia.

Todo el entorno del Rey Juan Carlos deberá apoyarlo para no generar más revuelo mediático.

Así que la orden directa es para todos aquellos que conforman su círculo más inmediato: acallar cuanto dato preponderante tenga que ver con su imagen o información sobre los avances de las investigaciones, opiniones personales y dinámicas familiares. El Rey Juan Carlos mantiene el cerco cerrado a su alrededor para evitar filtraciones que puedan resonar y enturbiar los ánimos.

Con aquel pago extraordinario de 4 millones al fisco para blanquear el interminable caso "Zagatka" que involucra a su primo Álvaro de Orleans, es suficiente. Cada paso que el Rey Juan Carlos pueda dar de ahora en más, debería ir en acciones concisas que sumen posibilidades para volver a suelo patrio. Aunque sabemos que con él nunca se sabe, al menos la intención es lo que cuenta.