DEVASTADOR

Charlène de Mónaco y su cara oculta que jamás muestra a la prensa

La Princesa divaga y sonríe pero sus ojos no mienten.
lunes, 5 de abril de 2021 · 12:40

Charlène de Mónaco, casi nunca concede entrevistas, según recoge "El País", pero recientemente accedió con la famosa revista francesa "Point de Vue", con la intención de, entre otros temas, ratificar su apoyo indiscutible a su esposo, el Príncipe Alberto de Mónaco.

Charlène de Mónaco es sin duda símbolo de elegancia y una digna representante de la legendaria familia Grimaldi. Sus apariciones públicas (sin desmerecer el brillo de otras consortes como nuestra Reina Letizia) son todo un derroche de porte, prestancia y belleza que deslumbra, pero cuando se la ve de cerca, siempre son sus ojos "tristes" los que causan los mayores cuestionamientos.

 

Siempre deslumbrante, lo que no se sabe es qué hay más allá del brillo de Charlène de Mónaco.

Para Charlène de Mónaco la línea discursiva es siempre la misma: está "al mil por ciento con su marido" y ante el deber que le exige el cargo que ostenta como jefe del Principado, ella siempre le acompañará en su tarea. Siempre fue así desde el día uno y al sol de hoy, son casi 9 años de matrimonio unido.

Esto no sería ninguna novedad si se tratara de cualquier otra reina o consorte europea, de hecho es lo que se espera y sería una obviedad, pero en el caso de Charlène de Mónaco, su alianza matrimonial con el hijo del recordado Rainiero y la flamante Grace Kelly siempre ha estado bordeada por las dudas y sospechas sobre lo que realmente ocurre puertas adentro de este "cuento de hadas".

Infidelidad y otros rumores enturbiaron el matrimonio de Charlène de Mónaco desde el día uno.

De cara al público, Charlène de Mónaco es todo lo que se espera de una Princesa consorte pues realmente se ha mostrado a la altura de su papel institucional, pero según el medio citado, ante la pregunta de si ella es realmente feliz, comienza a divagar en su respuesta. Asume que sí, pero se enfoca en afirmar que es consciente de que es privilegiada y en su vida hay días buenos y malos, pero en líneas generales es agradecida con cada día de vida, así que por ello podría considerar que es feliz.

Pero por momentos, nuevamente sus ojos lánguidos no parecen mentir. En esta ocasión en la que participó en este intercambio para "Point de Vue", tuvo ocasión la presentación de una nueva foto oficial en la que se ve a Charlène de Mónaco sentada con sus dos pequeños hijos, Jacques y Gabriella de cada lado y detrás de ella, su esposo Alberto. Su mirada a la cámara pareciera hablar por sí misma.

Muchos han considerado que los cambios de Charlène de Mónaco son en realidad un grito de ayuda.

Su corte de cabello estilo punk que mostró a finales del año pasado ha desaparecido y en su lugar, mostró un nuevo corte, estilo Bob con flequillo que también la favorece. Es parte de sus cambios constantes de apariencia que en más de una oportunidad crearon ciertas alertas entre la prensa mundial. Se dice que cuando una mujer decide cortar su melena, es un indicativo de querer afrontar nuevos cambios. Si esto realmente es así, ¿qué cambios persigue la sudafricana?

La respuesta solo ella la puede saber, pero en su rol frente al mundo, Charlène de Mónaco está preparada para asumirlo sin dudarlo ni por un segundo y así lo sabe su esposo Alberto:  “Te apoyaré hagas lo que hagas. Antes de que nos casáramos, eras mi amigo, mi guía, me protegiste. Cuando llegué a Mónaco, tuve que adaptarme a un nuevo ambiente. Aprendí escuchando, observando, pero eres sobre todo tú el que me has ayudado, el que me ha mostrado el camino. Siempre estaré a tu lado, te protegeré”.