INSÓLITO Y ABSURDO

Las extravagantes prohibiciones que la Reina Isabel impone a los integrantes la Casa Real

Ni siquiera la Monarca o Kate Middleton pueden escapar de tantas imposiciones
domingo, 4 de abril de 2021 · 18:49

La vida de la Reina Isabel vida y la de los Windsor podría estar rodeada de toda clase de lujos y aval histórico, pero también de una serie de tediosas prohibiciones que hasta hoy se mantienen y de las que ni siquiera la Reina Isabel, con toda su envestidura y papel representativo, puede ignorar. ¿Cuáles han sido las privaciones que pusieron en alerta a Meghan Markle apenas se integró a la Familia Real y hoy enfrentan la Monarca y las consortes reales? ¿Qué tan extremas son? El portal "MDZ" nos ayuda en la búsqueda.

Son más de 1.200 años de tradición: la Casa Real británica es una de las Instituciones monárquicas más poderosas y antiguas del mundo. De todos sus gobernantes, una sola mujer unificó al Reino Unido, mantuvo a flote a la Corona en los peores escándalos y lidera desde hace casi 70 años la Commonwealth, pero no tiene permitido pintar sus uñas de color rosa chicle. Ella es sin duda, la monarca más longeva del mundo, la Reina Isabel.

Una de las características más admirables de la Reina Isabel es su apego a las tradiciones y al protocolo real.

¿Teníamos siquiera idea de que la Reina Isabel no firma autógrafos? Esta costumbre, popularmente atribuida a los artistas y otras personalidades, es una posibilidad totalmente anulada para la Soberana. La razón es muy sencilla: su rúbrica podría ser objeto de falsificación y ser usada para acciones de sumo riesgo para la Corona y el país.

Hablando de rúbricas, una cosa que jamás se verá entre los Windsor y que la Reina Isabel jamás permitirá es que ninguno de sus miembros trabajen en oficinas, como hemos visto en el caso de la Infanta Elena, Iñaki Urdangarin (aunque no forma parte de la Familia como tal) o incluso, su nieto Harry, quien ahora es todo un ejecutivo pero desvinculado de las líneas administrativas de Buckingham. ¿Kate Middleton trabajando en una sucursal de "Mapfre" en Londres? ¡que se abra la tierra en dos primero!

La Reina Isabel puede recibir flores, cartas, pero jamás dar autógrafos.

Manicuras. El tono rosa que indicamos al principio tiene su explicación: ni siquiera la Reina Isabel, quien adora los colores llamativos en sus atuendos para destacar, puede usarlos en sus glamorosos sombreros, en sus trajes perfectos hechos a medida y hasta en sus bolsos estilo "clutch", pero jamás como color decorativo en sus uñas, ni ella, ni otras consortes como Kate Middleton, en todo caso deben ir en tonos muy claros y perfectamente cortadas.

En temas de estilismo, la Reina Isabel impone ciertos criterios que deben ser seguidos sí o sí para sus parientes más jóvenes entre consanguíneas y políticas: el color negro, solo se usa en ocasiones especiales y en luto, fuera de ello cualquier color está permitido. Escotes pronunciados, vestidos y faldas con aberturas estilo Letizia, espaldas descubiertas y minifaldas es un claro no. Por cierto, los vestidos de novias de las consortes, deben pasar por la aprobación de la Soberana primero.

El impecable estilo de las consortes reales pasan por las imposiciones de la Reina Isabel.

Esta que les contamos a continuación no debería sorprender a nadie, y tiene que ver con las redes sociales. Todas las cuentas en Twitter e Instagram, "The Royal Family" (Reina Isabel) "Clarence House" (Príncipe Carlos y Camilla), "Kensington Royal" (Guillermo y Kate) e incluso "Sussex Royal" (en su momento para Harry y Meghan) no son manejadas por ellos, detrás de cada cuenta hay profesionales en comunicaciones que se encargan de organizar todo lo que se postea y anuncia en ellas.

En cuanto a costumbres familiares y bajo la mirada de la Reina Isabel, tenemos algunas hasta insólitas: a menos que el Pueblo lo pida, y solo por el momento único e irrepetible, las parejas reales solo se besan en público el día de su boda y ahí recordamos todas las míticas imágenes de los adorables besos en el balcón real de recién casados: Lady Di y Carlos lo hicieron, Kate y Guillermo y Harry y Meghan, fuera de eso, los arrumacos se quedan en casa y en total privacidad. 

La Reina Isabel no puede viajar con el resto de su familia por motivos de seguridad.

En estos tiempos de pandemia y de aislamiento, no es que podamos pensar que la familia de la Reina Isabel la está pasando tan mal, pero como han expuesto algunos de sus miembros, sí que afrontan los mismos problemas que el resto. En caso de aburrimiento, hay diferentes actividades que pueden realizar dentro y fuera de los predios de los castillos pero hay solo un juego de mesa prohibido para el clan: el famoso "Monopoly". Aún estamos en serias investigaciones buscando el por qué de esto.

Y no por ser última sería la menos importante, de hecho es una prohibición por ser un asunto de Estado y la Reina Isabel y sus miembros deben cumplirlo a cabalidad: bajo ningún concepto, la familia viaja junta. Aunque vayan a un mismo lugar se desplazan en vehículos separados. Esto debido a que si sucediera algún hecho lamentable, al menos se debe salvaguardar el futuro de la Corona con la supervivencia de algún heredero. ¿Quién dijo que la vida Real era fácil?

Otras Noticias