POLÉMICA

La última decisión de la Reina Isabel que debe acatarse en los palacios reales: "no lo quiero ver"

Para la Monarca no hay excusa que valga.
miércoles, 28 de abril de 2021 · 04:30

La Reina Isabel desea poner las cosas en orden y realizar cambios sustentables tan duraderos y significativos como su legado monárquico, y para ello encontró inspiración en un gran exponente, que si duda no fue su esposo el Príncipe Felipe, Duque de Edimburgo, aunque quizás estas variaciones contempladas tengan en algo que ver con una de las causas con las que más estaba involucrado.

En un principio, se creyó que en honor a su memoria, fue el esposo de la Reina Isabel, Felipe de Edimburgo quien la inspiró, pues siempre valoró sus brillantes consejos y opiniones, pero realmente fue el conservacionista Sir David Attenborough, quien ha logrado una gran relevancia en las últimas semanas gracias a su polémico discurso sobre los efectos del cambio climático. Esta posición tan clara y detallada, convenció a la Soberana de animarse a ser parte de la lucha para revertir este terrible flagelo a nivel medioambiental antes de que sea demasiado tarde.

La Reina Isabel ha sido positivamente influenciada por la causa de Sir David Attenborough

La Reina Isabel ya había podido sostener un encuentro previo con Sir Attenborough, durante la grabación de un maravilloso documental y cuyo tema central fue el de la conservación en los países que conforman la Commonwealth. Atenta a toda la información recibida, se programaron dos proyectos significativos que la Gobernante sigue muy de cerca: la campaña "Queen's Commonwealth Canopy" que impulsa el cuidado del medio ambiente en las naciones que la conforman y su última resolución en materia de consciencia y conservación

Reportó el diario argentino "La Nación" que la Reina Isabel prohibió terminantemente el uso del plástico, y lo explicó de la siguiente manera: "Quienes compren alimentos para llevar en los cafés Royal Collection alrededor de los edificios reales, los recibirán en paquetes biodegradables. Por su parte, los servicios de catering en el Palacio de Buckingham, el Castillo de Windsor y el Palacio de Holyroodhouse solo pueden utilizar platos o vasos de porcelana o de papel reciclables".

La Reina Isabel y su hijo el Príncipe Carlos se pondrán al frente de este proyecto eco-friendly.

A propósito de ello, un vocero de la Casa "Buckingham", aseguró: “En toda la organización, la Casa Real está comprometida a reducir su impacto ambiental. Para ello, hemos tomado una serie de pasos prácticos para reducir el uso de plásticos. En todos los niveles, hay un fuerte deseo de abordar este problema", esto en atención al llamado de acatamiento de la Reina Isabel para que la medida fuera implementada con la mayor inmediatez.

Obviamente, la Reina Isabel no está sola en esta cruzada: se sabe que su heredero, el Príncipe Carlos, quien lleva años involucrado a estos temas, ha accedido a acompañar a la Monarca en esta iniciativa que sin duda los hará acercar posturas al respecto.

Al consorte de la Reina Isabel, Felipe de Edimburgo, le habría encantado participar.

Pero una de las mayores penas que sin dudas deberá llevar consigo la Reina Isabel, es la ausencia de Felipe de Edimburgo, quien desde hacia algunos años se interesó en el tema y se propuso impulsar con su imagen y ejemplo a varias organizaciones y seguramente habría querido unirse a esta última iniciativa desde "Casa Real".

Sin embargo, es un gran trabajo y esfuerzo que la Reina Isabel desea realizar y que además ayudará a las comunidades a través de la organización "Computer Aid", una ONG que contribuye a acercar la tecnología a los sectores más escasos de recursos. Desde "Buckingham" y otras dependencias, se donarán equipos de computación en atención a una campaña de reciclaje que les dará a estos objetos descontinuados una segunda oportunidad.