INSOSPECHADO

Meghan Markle se atreve a lo impensable, hasta el punto de casi incomodar a la Reina Isabel

La última jugada de la Duquesa no se la esperaba la Monarca, al menos no tan pronto.
domingo, 25 de abril de 2021 · 04:30

Lo que nunca nadie pudo adivinar sucedió aquel fatídico sábado 17 de abril, cuando la Reina Isabel aguardaba paciente que llegara la hora. Su eterno Príncipe, Felipe de Edimburgo, ese día pasaría el "puente" hacia la eternidad. Lo que la Monarca no esperaba era recibir una llamada directa desde Montecito, California. Quien estaba del otro lado del auricular, era ni más ni menos que Meghan Markle.

Sucedería momentos antes de la ceremonia póstuma, pero Meghan Markle dio el paso necesario para compensar su ausencia de la sentida despedida del Duque. La revista "¡Hola!" expuso que la intención de esta comunicación era transmitirle a la Reina Isabel sus condolencias en un momento tan delicado.

Para Meghan Markle debió ser difícil hacer tan crucial llamada.

Cuando se conoció la triste noticia, la de Sussex "hizo todo lo posible" para acudir, pero por recomendación médica prefirió no viajar junto a su esposo Harry al Reino Unido, dado su avanzado embarazo de quien se espera que sea una niña y nazca el verano próximo. Luego, se filtró que Meghan Markle no quiso asistir al velatorio porque no quería "llamar la atención", pero lo sorprendente es que fueron varios allegados quienes aseveraron que ella sí estaba en condiciones para trasladarse si así lo hubiera deseado.

En todo caso, es casi imposible poder dar con la reacción inicial de la Reina Isabel con la inesperada llamada de su nieta política, cuánto tiempo permanecieron al habla y cómo fue el intercambio, pero entendiendo el proceder de la Gobernante, como Reina habría pospuesto aquella conversación o dejar que su secretario personal tomara el recado, pero como abuela, al menos política, apreciaría el gesto de Meghan Markle como un intento de acercamiento y gesto de empatía.

Meghan Markle puede respirar. Harry ha vuelto con ella.

El medio citado también confirmó que Meghan Markle también se mantuvo en estrecho contacto con su esposo, el Príncipe Harry, quien se sentía terrible al dejar en casa a su esposa embarazada y a su hijo de tres años. A pesar de que la Duquesa intentó apaciguar su ansiedad asegurándole que ambos estaban perfectamente, él no quiso esperar.

Mientras el país en pleno celebraba en silencio el cumpleaños más triste de la Monarca el pasado 21 de abril, tan solo un día antes, un vuelo procedente de Heathrow aterrizó en el aeropuerto internacional de Los Ángeles con un aliviado tripulante. Meghan Markle ya puede estar tranquila, lo peor ha pasado.