ESCÁNDALO

La Princesa Leonor hastía con su imagen perfecta: "Vestida de niña, encorvada y hablando pijo"

Hay algo que no encaja con la heredera, la fórmula de la Reina Letizia no está funcionando.
sábado, 24 de abril de 2021 · 02:30

Ni siquiera, con todos los esfuerzos que ha puesto la Reina Letizia por edificar la imagen impoluta y casi deificada de la Princesa Leonor, esta no se salva de la crítica voraz de los detractores a la Corona, quienes comienzan no solo a deshilachar sus avances como heredera al trono, sino que ahora se valen de comparaciones odiosas para desprestigiarla.

La Monarquía no es para todos los gustos y ni siquiera la Princesa Leonor se salva. Pese a que su primer acto en solitario durante el 30 aniversario del Instituto Cervantes hace semanas, fue considerado por medios como "Vanity Fair", "Vanitatis" y "Hola!" como un gran éxito, otras voces como las del diario "El Nacional" de Cataluña, las cuales catalogaron la actuación de la heredera como una decepción en todas sus variables y así la vieron: "vestida de niña, encorvada y hablando pijo".

Dos generaciones diferentes, mismas líneas de acción: la cruel comparación de la Princesa Leonor con la Reina Sofía.

Una de los temas que más choca a los adversos a la Institución que preside el Rey Felipe, es que en su papel, la Princesa Leonor no va cónsono a las realidades del país ni menos que menos a las causas que apoyan los chicos de su edad: las luchas de la comunidad LGTBI, el cambio climático, infancia en riesgo y otros temas para los que se necesita grandes dosis de empatía y temple para sentirlos de cerca. ¡En realidad, el acto debut de la primogénita de los Reyes, mejor le quedaba a su abuela!

¿Hasta qué día se supone la Reina Letizia dejará a sus hijas crecer? Se entiende que no es la crianza de cualquier joven, sino de la futura Jefa de Estado, pero estamos ante dos adolescentes con la Infanta Sofía y la Princesa Leonor en especial ya tiene 16 años, y el máximo de confianza que ha tenido por parte de sus temerosos padres fue postularla para un prestigioso colegio en Gales (otro castillo más), considerado un "Hogwarts para Hippies".

La formación de la Princesa Leonor no iría en armonía con las demandas sociales de los chicos de su edad.

Es acá donde comienza el tema de las comparaciones que resultan un tema bastante insidioso: desde el medio catalán, no conformes con la insistente escala mediática en la que miden a la Princesa Leonor con sus pares holandesas Amalia, Alexia y Ariane ya consideradas todas unas "It girls", ahora someten a consideración la idea de que la Borbón "tome ejemplo" de Leah Isadora de Noruega, quien tiene su misma edad y viéndolas, sus diferencias van del cielo a la tierra.

"Leah Isadora de Noruega se maquilla, se peina con moñitos, lleva vaqueros y un top negro cruzado, con camiseta de tirantes o una foto en la playa con la marca del bikini. Leonor nunca nada de eso. Y tienen la misma edad. Leonor va de pepona, Leah de persona". Así lo remarcó el diario entre sus líneas.

Aún hay mucho por ver de la Princesa Leonor, no hay de qué apurarse.

Sin embargo, y para ser justos, este mismo rotativo publicó una nota donde precisamente, a la Reina Letizia, desde el teclado del periodista Jaime Peñafiel, se le acusaba de intentar convertir a la Princesa Leonor en una suerte de "Lolita", cuando en una de sus apariciones fue vista con un mínimo trazo de maquillaje y mechones muy claros en su cabello. Considerando el recurso comparativo, esto podría considerarse una visible falta de respeto contra una menor de edad. Bien, es la heredera a la Corona, pero sigue siendo en líneas simples una menor de edad.

Los cambios actitudinales de la Princesa Leonor no se evidenciarán en lo pronto, aún le queda mucho camino por recorrer en su formación como futura gobernante, pero sus cambios estilísticos poco a poco van apareciendo. ¿Cuál es la prisa? Además, con su salida con destino a Gales, falta por ver cómo regresa de su experiencia. Seguramente, ya desprendida del ala sobreprotectora de su madre y con claras líneas para escoger su propio camino estilístico.