INSÓLITO

No puede ser: el desaire de Felipe VI y Letizia a la Reina Isabel en el adiós al Duque de Edimburgo

Depende de cómo lo interprete la Soberana, los de "Zarzuela" estarían en serios problemas.
martes, 20 de abril de 2021 · 11:53

"Querida tía Lilibet: Hemos sentido una gran tristeza al recibir la noticia del fallecimiento de nuestro querido tío Philip": así comenzaba uno de los momentos más amargos en "Zarzuela", aquel viernes cuando la noticia sobre el fallecimiento del Duque de Edimburgo recorría el mundo. El Rey Felipe y la Reina Letizia no dudaron en enviar la misiva más conmovedora y cercana para consolar a la Reina Isabel.

Pero más allá de este mensaje que evidenció el afecto y cercanía entre las dos casas reinantes, supimos por medio de la revista "Vanitatis" que el Rey Felipe sí estuvo presente en el sepelio en honor al Príncipe y junto a su esposa Letizia tomaron una decisión que hoy puede ser considerado como un desaire a la Reina Isabel.

La familiaridad entre la Reina Isabel y los Borbón se trasladó a Felipe VI y Letizia.

En principio se podría asegurar que el Monarca si estuvo presente en las exequias del esposo de la Reina Isabel, al menos simbólicamente. Si nos fijamos en las imágenes de los sitiales superiores de la capilla de San Jorge, uno de los estandartes heráldicos que penden, es el de Felipe. No el de "Zarzuela", sino su representación personal.

Esto se debe a que en esta capilla, se celebra la condecoración de la Orden de la Carretera, que el Soberano recibió de manos de la Reina Isabel en 2019, luego de que fuera nombrado caballero en 2018. Incluso el del Rey Emérito Juan Carlos también ondea en el interior del recinto, desde que recibiera su propia condecoración en 1988 y ambas están ubicadas, una muy cerca de la otra.

Los estandartes del Rey Felipe y el Rey Emérito (Fuente: You Tube)

Es posible que en un mundo normalizado, sin la presencia de la COVID 19, al menos los reyes Felipe y Letizia habrían asistido y casi sería un hecho que la Reina Sofía hubiera hecho presencia. ¿Quién podría negárselo después de tantos años de amistad y familiaridad? En los recuerdos perduran aquellas visitas de Estado en 1986 y 1988 que fueron delicias para los medios de la época cuando los Eméritos, el Príncipe Felipe y la Reina Isabel no podían ocultar la camaradería y cariño mutuo.

Sin embargo, las restricciones sanitarias en estos tiempos convulsos impidieron a las casas reinantes asistir a la despedida de Felipe de Edimburgo y la Reina Isabel debió encarar tan amargo trance solo en compañía de 30 de sus familiares. Al menos se hicieron presentes de forma simbólica, más allá de los comunicados inmediatos al fatídico suceso, con hermosas ofrendas florales que fueron dispuestas a las afueras de la Capilla de San Jorge.

Las ofrendas que recibió la Reina Isabel para el Príncipe Felipe. (Fuente: You Tube)

Por medio de la revista citada, se dieron a conocer quienes fueron los "Royals" que presentaron sus respetos al esposo de la Reina Isabel en su último recorrido: "Sonia y Harald de Noruega, Carlos Gustavo y Silvia de Suecia, Margarita de Dinamarca, Constantino y Ana María de Grecia, Guillermo, Máxima y Beatriz de Holanda y los grandes duques de Luxemburgo, Enrique y María Teresa". En ninguna de estas representaciones figuraron los nombres de Felipe y Letizia. ¿Qué razones tendrían los reyes para realizar este desplante a la tía "Lilibeth"?

Este hecho, que bien podría considerarse una verdadera descortesía por parte de los de "Zarzuela", realmente podría ser un gran gesto en atención al pedido de la "Casa Real" británica y la Soberana. Tampoco el Principado de Mónaco envió flores y sencillamente se debe a que si lo recordamos, se pidió de forma expresa que no se enviaran este tipo de gestos a los palacios, en todo caso si así se deseaba, una forma de mostrar respetos era donar a alguna de las causas que el Duque apoyó en vida.