DEVASTADOR

El principio del fin de una era: las decisiones de la Reina Isabel que preocupan a la prensa

La Soberana comienza a dar pasos hacia atrás. Ha llegado su hora.
martes, 20 de abril de 2021 · 10:18

Sin dudas, con el fallecimiento del Duque, se puede confirmar que este hecho es el principio del fin para la era Isabelina. No es un motivo fatalista sino de cambios de acuerdo a la revista consultada, en el que la Reina Isabel comienza a tomar las cosas con calma, al menos de puertas para adentro.

Por medio de las informaciones de la revista "Hola!", se pudo conocer que el castillo de Windsor se convertirá en la residencia permanente de la Reina Isabel, así que no se espera que vuelva a pernoctar en "Buckingham". En este lugar reposa su amado esposo, así como la Reina Madre, Jorge VI su padre y su hermana Margarita. Por ende, viajará a diario a la sede administrativa a pocos kilómetros desde donde se encuentra. No hay otro lugar en el que ella desee estar en estos momentos.

En los días que subyacieron a aquel fatídico viernes cuando el Príncipe Felipe feneció, "Vanidades" difundió que la Reina Isabel prefirió pasar sola la mayor parte del tiempo, aunque esto no impidió que su familia se trasladará en pleno para ir a verla. Incluso se estima que el Príncipe Harry extenderá su estadía para acompañarla durante su cumpleaños, que será este 21 de abril y el más triste para todos.

Las imágenes de la Reina Isabel apartada frente al féretro de su esposo conmovieron al mundo.

Quizás la peor parte para la Reina Isabel tenga lugar de aquí en más. Al menos la organización de las exequias en honor a su amado Felipe la mantuvieron enfocada, pero ahora que todo ha pasado, rituales tan simples como desayunar mientras escucha la radio tendrá un matiz diferente. Su única compañía durante cada mañana ya no estará junto a ella, ni podrá verlo recorrer en carruajes por los predios del Castillo, actividad que el Duque disfrutaba y compartía con la más pequeña de sus nietas, Lady Louise.

Cuando en un discurso, la Reina Isabel proclamaba que su esposo era su pilar y su fuerza, sus palabras no eran en vano: si ella es la matriarca del Reino Unido, él era el patriarca de los Windsor, quien unía a todas las piezas de la familia y en ello coincidieron sus nietos Guillermo, Harry y su prima Eugenia de York. Podían contar con él siempre y acudían a el en busca de consuelo y consejos. Bien lo decía su hijo, el Príncipe Andrés, se ha marchado, no solo su padre sino el abuelo de la nación.

Luego, ante la ausencia del Principe Felipe como el consejero privado de la Reina Isabel, el heredero Carlos tendrá que tomar el testigo de su padre y asumir este rol. Institucionalmente, no solo él ha asumido más obligaciones en representación de la Corona, sino Guillermo, quien se ha visto más involucrado en los asuntos internos en cuanto al orden y manejo de distintas funciones que antes solo se atribuían a la Gobernante.

El Príncipe Carlos tiene mayor representatividad para cuidar a la la Reina Isabel.

La Monarca ahora limita su presencia en algunos actos oficiales y prefiere realizar sus reuniones por videollamadas. Mientras, son sus herederos quienes dan cara a las obligaciones de mayor peso. Además, con la pandemia, se suscitan situaciones insólitas, como el recibimiento del presidente de Ucrania, Volodymyr Zelensky y a su esposa Оlena por parte de Guillermo y Kate Middleton.

Por ahora, la agenda de la Reina Isabel se ha vaciado y a partir del medio citado, se supo que pidió para ella y su familia 15 días de luto, por lo que aún no hay forma de saber qué tendrá "Buckingham" previsto para ella a su regreso y mucho menos cuando será su próxima aparición pública.

Es posible - y muchos apuestan por ello- a que la Reina Isabel se reintegrará antes de lo previsto aunque poco a poco reducirá su agenda, en principio porque el deber siempre se antepone a las emociones y sobre todo porque si Felipe de Edimburgo viviera, sería lo que quisiera. Que su partida no fuera motivo de más dolor ni detuviera el ritmo de los Windsor ante sus ineludibles compromisos.