EXCLUSIVA

Meghan Markle no se queda atrás y se hace notar en medio de las exequias a Felipe de Edimburgo

La Duquesa no quería llamar la atención, pero resultó todo lo contrario.
domingo, 18 de abril de 2021 · 03:30

Uno de los familiares de Felipe de Edimburgo que sin duda acaparó miradas fue el Príncipe Harry, quien en medio de fuertes tensiones familiares, volvió al Reino Unido después de un año para estar al lado de sus pares y unirse al duelo por la ausencia del Duque, sin la compañía de su esposa Meghan Markle.

La decisión de la exactriz fue tomada en consenso con su esposo, luego de que sus médicos de cabecera le recomendaran no viajar debido a su avanzado estado de gravidez, por lo que para Meghan Markle supuso el quedarse en su residencia en Montecito, California para ver las exequias en honor a Felipe de Edimburgo por televisión como el resto del mundo.

Meghan Markle quiso decir "presente" en el sepelio de Felipe de Edimburgo.

Sin embargo, la norteamericana quiso tener un gesto para hacer sentir a los Windsor su acompañamiento en estas horas difíciles y compensar su ausencia, aunque la Reina Isabel y el clan monárquico entienden perfectamente sus razones.

En este sentido, la Duquesa de Sussex se hizo presente de forma simbólica, según lo expuesto por "Vanitatis" con un arreglo floral que se pudo apreciar entre las ofrendas que adornaron la ceremonia en memoria a Felipe de Edimburgo.

Una de las ofrendas florales que adornó la ceremonia para Felipe de Edimburgo fue enviada por Markle en señal de respeto.

Un detalle muy personal, fue una carta escrita a mano que Meghan Markle redactó para despedirse del Duque. La guirnalda fue elaborada de forma artesanal por la casa de arreglos "Willow Crosby", la misma que participó en las decoraciones florales de su boda con Harry y en el bautizo del primer hijo de la pareja, Archie.

Si Meghan estuvo minuto a minuto siguiendo la transmisión de las exequias de Felipe de Edimburgo, no solamente pudo ver a su esposo participar en lo previsto para este evento póstumo, sino la tranquila y aparente calma en las distancias cortas entre Harry y su hermano, el Príncipe Guillermo, al salir de la Catedral junto a Kate Middleton. 

Los nietos de Felipe de Edimburgo disiparon sus tensiones en medio del acto póstumo.

Para la de Sussex, debió resultar un alivio. Una de sus mayores preocupaciones era apoyar a Harry, consciente del dolor que le causó enterarse del fallecimiento de Felipe de Edimburgo, con quien guardaba estrecha relación y aún después de su salida del Reino Unido, mantenía comunicación con frecuencia vía Skype. Al no poder asistir a su sepelio, temía que su cónyuge se sintiera solo debido a la tirantez existente entre él y su confraterno.

Luego de esta triste despedida, se espera que Harry no vuelva inmediatamente a Estados Unidos. En todo caso, tanto Meghan como su hijo Archie deberán esperar unos días más para volver a reunirse con él. En estos momentos de resignación, donde la ausencia de Felipe de Edimburgo se sentirá con mayor fuerza, la Reina Isabel necesitará toda la contención de su familia en pleno.