INSÓLITO

Celos, imprudencia y malas pulgas: los actos más vergonzosos de la Reina Letizia en público

La Soberana creyó que nadie la estaba viendo cuando todo sucedió.
viernes, 16 de abril de 2021 · 02:15

Si algo cuida la Reina Letizia incluso más que su propia imagen, son sus maneras de conducirse en público, entendiendo que cada mínimo detalle que diga o realice, será sometido al escrutinio público. Sin embargo, ni siquiera la naturaleza controladora de la Soberana puede contra sus propios descuidos, errores que sin duda la humanizan y a veces, hasta más de la cuenta.

Resulta que la Monarca peca a veces por dos motivos principales: el confiar ingénuamente que nadie la está observando o escuchado y su lenguaje no verbal. Resulta que tanto un descuido como el otro le han jugado malas pasadas en más de una ocasión y en consulta con "Moncloa", hemos podido rescatar algunas de las veces que la Reina Letizia fue pillada cuando creía que nadie le prestaba atención a su alrededor.

Una de esas particulares situaciones ocurrió hace poco más de un año, el Rey Felipe y la Reina Letizia se encontraban de visita en Gran Canarias, cuando en uno de los puntos del recorrido, los dueños de un local artesanal invitaron a los monarcas a degustar dos trozos de jamón. Mientras esperaban, la Consorte le ordenó a su marido "¡Pero apóyate en la barra!", a modo de que tuviera la experiencia completa. Esta demanda tuvo variadas reacciones en redes sociales. (Video cortesía El Mundo)

A finales del 2020, a propósito de la XXXVII edición de los Premios de Periodismo Francisco Cerecedo, una captura del momento en el que el Rey se detuvo para intercambiar unas amistosas palabras con una de las periodistas premiadas, cuando la impetuosa Soberana casi lo acribilla con los ojos. Tenía la máscara puesta, pero por lo penetrante de la mirada, fue fácil adivinar que la situación no le gustó en absoluto, tal como se vió en el video, cortesía de "Intereconomía".

Pero esa no fue la única vez que la Reina Letizia, en sus inicios como Princesa dejo ver su lado más territorial frente a los encantos de Felipe con el público femenino. De hecho, en una conferencia internacional, una periodista latinoamericana se acercó más de la cuenta al Rey mientras lo entrevistaba, se subió a una caja para poder entrevistarlo y hasta se tomó una 'selfie' con él y todo enfrente de la española, quien la marcaba con sendas miradas de arriba a abajo que hasta hoy se comentan.

Otra ocasión fue captada en 2011 desde el público que asistió al encuentro del Rey Felipe y la Reina Letizia cuando aún eran Príncipes de Asturias en Medina del Campo. Entre los asistentes, dos niñas estaban peleando entre ellas. Enseguida intentó mediar la situación frente a la mirada cómplice de la madre, quien posiblemente fue quien grabó el momento cuando les decía:  ‘¡Pediros perdón’, pídele perdón a tu prima! Dale un besito. ¿Quién empezó?¿Quién empezó?”.

La Reina Letizia y su "retocadita" que causó estupor entre la opinión pública.

Pero hay ocasiones en que su propio temperamento la pone en evidencia, tal como el día en que la Reina Letizia no encontró su champú favorito en El Corte Inglés. Ante la situación, una de las dependientas intento venderle otro producto similar, pero a la Monarca no le cayó en gracia los intentos de venta de su interlocutora, así que exclamó, "¡Sí, claro, para que me manchéis el pelo de grasa!". No contenta con el resultado, tampoco escatimó en enojo al dirigirse a los presentes que se quedaron viendo la escena: "¡Vaya, ya está todo el mundo mirando en lugar de trabajar!".

De último y no menos escandaloso, fue lo que se consideró en 2017 como el mayor acto de mala educación por parte de la Reina Letizia frente a varios jefes de Estado, cuando en plena celebración de la Pascua Militar de ese año, decidió pasar de la clásica ida al sanitario y decidió retocar su maquillaje frente a los invitados en "Zarzuela". El momento, no solo fue inmortalizado den internet, sino que resultó una de las peores vergüenzas para el Rey Felipe frente a las personalidades que asistieron ese día.