INDIGNANTE

Máxima de Holanda protagoniza un nuevo escándalo, nuevamente se indigna el pueblo holandés

El país ya no está dispuesto a pasarle una sola más a la Soberana.
miércoles, 31 de marzo de 2021 · 12:20

Simpática, sonriente, carismática y accidentada en ocasiones. Máxima de Holanda, la Reina de los Países Bajos no parece estar en su mejor racha. ¿Qué tiene que hacer la Soberana para reivindicarse de todos sus altibajos frente a la opinión pública de su país?

Estos últimos meses no han sido particularmente fáciles para la esposa del Rey Guillermo y sus bajones vienen de vieja data: su imbatible popularidad bajó drásticamente cuando la Familia decidió tomarse unas merecidas vacaciones en las costas griegas en 2020 mientras toda Holanda permanecía en estricto confinamiento por el paso del coronavirus, y la oleada de críticas les hizo regresar a los cuatro días.

El peor de los desaciertos de Máxima de Holanda frente a su país en sus vacaciones a Grecia.

Salir descalza mientras mantenía una animada conversación vía skype con ni más ni menos que el ministro de Economía Digital de Senegal, Yankhoba Diatara, fue otro tema que desató el debate sobre este acto de desenvoltura de Máxima de Holanda. Algunos sostuvieron que estaba "en su casa", y "las reinas también se cansan", mientras que otros sostuvieron que se trató de un gesto irrespetuoso ante el dignatario africano.

Recientemente, un tema toca la fibra más sensible de la argentina: apenas comenzaba a asimilar que su hija Alexia partirá en unos meses a Gales para unirse al "UWC Atlantic College", cuando luego se conoció que Amalia, la heredera al trono de la Casa Orange-Nassau, también partirá al extranjero a estudiar a la universidad. Si no fuera porque la benjamina de la familia Ariane se queda en casa, la pobre Máxima de Holanda estaría experimentando el "síndrome del nido vacío" con sus hijas tan jóvenes aún.

La Reina Máxima de Holanda descalza, ¿desacierto o no?

En esta ocasión la Reina quiso animarse un poco y unirse a una buena causa y pues, el efecto no fue el esperado. Otra vez. Máxima de Holanda preside según recoge la revista "Caras" una "entidad que promociona la enseñanza de música en las escuelas" y por ello grabó un video difundido por las redes sociales de la casa Huis Ten Bosch, en La Haya, lugar de residencia de la Familia.

En el video teníamos a la simpatiquísima Máxima de Holanda recibiendo en las afueras de su recinto a varios jóvenes que llegaron en bicicleta, con los que conversa de forma muy animada y junto a ellos, una encomienda muy especial: un pastel de gran tamaño con la forma del país neerlandés al que ella le pone una vela. Un gesto muy cercano y que celebra a este país, ¿qué pudo entonces salir mal si lo hizo perfectamente bien?

El detalle que lo desdibujó todo fue uno solo. Ni Máxima de Holanda ni los participantes en el video usaban las mascarillas obligatorias. Nuevamente una ola de críticas sacudió a la Soberana, quienes criticaron que ante las imposiciones al resto de la población sobre la obligatoriedad de aplicar las medidas sanitarias, sea precisamente la Reina quien lo incumpla.

De poco sirvieron las excusas que se expusieron desde la Casa Real holandesa en la que se aseguró que para la realización de esta muestra publicitaria, se tomaron todas las medidas preventivas para resguardar la seguridad y la salud de todos los involucrados, peo la consternción se apoderó del país. Nuevamente, ni con todo su carisma, Máxima de Holanda puedo frenar las críticas a pesar de lo "encantador" del gesto que tuvo para con su país.