INSÓLITO

Carolina de Monaco finge demencia con la desgracia de Ernesto de Hannover: "No es mi problema"

La Princesa monegasca tiene mejores cosas en qué ocupar su tiempo.
martes, 30 de marzo de 2021 · 12:32

Hay cosas de cosas en la vida, pero llevar a cuestas una unión de 10 años aún estando separados y que el "conyuge" en cuestión sea un verdadero dolor de cabeza, un problema mediático, encabeza la lista de las condenas matrimoniales. Carolina de Mónaco lleva esta cruz a cuestas con Ernesto de Hannover, el príncipe alemán que está empapelando con su rostro los encabezados de los tabloides. Así lo recoge la revista "Vanity Fair".

Errático, con un problema de alcoholismo evidente y trasgresor de la ley bajo cargos de agresión a policías y personal a su servicio, ahora es persona "non grata" en Austria y para terminar de cerrar el prontuario, el aristócrata en caida libre acusó a su primogémito, el Príncipe Ernesto Augusto de "intoxicarlo" a modo de justificar su conducta irascible todas las veces que incurrió en estos delitos.

Carolina de Mónaco desmarcada de su todavía esposo Ernesto de Hannover.

A todas estas ¿qué es de la vida de la primerísima Carolina de Mónaco? ¿Qué opinión le merece a la musa eterna del legendario Karl Lagerfeld el papelón judicial en el que anda su "esposo"?

Pues nada al parecer: la hija del Príncipe Rainiero y Grace Kelly apareció recientemente conforme a lo que se espera, cumpliendo a cabalidad sus múltiples obligaciones en su agenda real, con 64 años en su haber cumplidos en enero, con buena salud, unas elegantes canas -muy a lo Letizia- y sin decir esta boca es mía con respecto a la sentencia dada al alemán, que ya no forma parte de su vida.

En su última aparición, la Princesa Carolina de Mónaco cumpliendo con su agenda real.

Carolina de Mónaco tiene otros asuntos que merecen su atención, aunque los pasos equivocados de Ernesto y su posterior juicio que le valió 10 meses de cárcel con régimen de libertad condicional y en completa abstinencia al alcohol, le salpican de alguna manera, pero ella se mantiene estoica y silente ante esta lamentable noticia.

Por ahora y según lo reportado por "Vanitatis", Carolina de Mónaco está sumergida de lleno en un maravilloso proyecto de conservación en la que se involucran el Centro Científico de Mónaco y su segunda casa, la aclanada firma de modas Chanel, de la que por cierto, ha pasado el tesigo a su hija, Carlota Cashiraghi como imagen indiscutible de la marca.

Adecuada para la ocasión, Carolina de Mónaco en favor de la preservación de la naturaleza.

En esta fusión en la que participa Carolina de Mónaco, la ciencia y la moda se unen a favor de preservar una especie desconocida y que encuentra su hábitar en el Mar Mediterráneo, el coral rojo. Se pretende investigarla a fondo y sumar esfuerzos para fomentar su cuidado y preservación.

Por supuesto y fiel al estilo que la caracteriza, Carolina de Mónaco resaltó ante los medios la escogencia del atuendo que escogió para hacer acto de presencia en la última reunión que ambas organizaciones han concertado en la capital monegasca. Acudió con una favorecedora chaqueta azul en tela de tweed y combinó con una cartera en tono verde esmeralda, claro está, todo de Chanel.