EXCLUSIVA

La gira andorrana del Rey Felipe y Letizia fue un éxito entre niños, banderillas y saludos de codo

De los mejores encuentros que el Monarca y la Consorte han tenido en el escenario internacional.
sábado, 27 de marzo de 2021 · 10:26

Luego de dos días de intensa agenda institucional en el Principado de Andorra, el Rey Felipe y la Reina Letizia dan por culminada su visita a este país, que afianza los lazos bilaterales entre ambas naciones y abre para los monarcas la posibilidad de incluir otros destinos internacionales, luego de un año azotado por el avance de la pandemia.

Este pasado viernes, sin duda ha sido productivo para nuestros Reyes, según lo expuesto por la revista "¡Hola!", quienes pudieron abrazar la cultura andorrana y dar un corto recorrido por algunos escenarios naturales y sitios de interés histórico, además de un almuerzo oficial, que ofreció en honor al Rey Felipe y la Reina Letizia el presidente del Principado, Xavier Espot.

Una vez culminado, la siguiente parada fue el Museo Casa d'Areny Plandolit, construcción de gran valor cultural e histórico, en el que reposan algunos objetos invaluables, propiedad de la notable familia Areny Plandolit, que la ocupó desde el siglo XVII y en 1972 fue convertida en museo.

Uno de los temas que mayor captó la atención, fue la calidez que tanto el Monarca como la Consorte recibieron por parte del pueblo andorrano, que aguardaba en las inmediaciones de algunos de los destinos de interés a los que acudieron en compañía de las autoridades locales. Este gesto fue valorado por el Rey Felipe, quien se llevaba la mano al corazón para agradecer a todos tanto cariño y hospitalidad.

Tanto así, que el Rey Felipe y la Reina Letizia se acercaron a un grupo de niños que agitaban banderillas, todos estudiantes del colegio español María Moliner, uno de los sitios de parada en esta travesía. Particularmente fue la Reina Letizia quien más resultó conmovida ante el enérgico recibimiento de los niños, y junto a su esposo, les dedicaron unos minutos para compartir con ellos.

La Reina Letizia se acercó y con un gesto les hizo entender que "no les oía bien", a lo que los niños respondieron a su saludo con mucho más alboroto, mientras que el Rey Felipe agitó dos de las banderillas que los niños llevaban y saludo a algunos de los pequeños con el saludo de codos para interactuar con ellos. Los chicos se veían realmente emocionados, ¡que no todos los días se conoce a un Rey y a una Reina de verdad!

Una de las paradas que sin duda causó impresión en el Rey Felipe y la Reina Letizia, fue sin duda conocer la iglesia de Santa Coloma, una verdadera joya arquitectónica prerrománica de las más antiguas de esta nación, que data del siglos VIII. Allí se preservan algunos frescos de la época rehabilitados y pinturas rescatadas que se visualizan por medio de una proyección con luces y sonido. En el exterior, una vista maravillosa de los escenarios naturales que ofrece el lugar.

Esta visita por supuesto, no fue al azar. Cumple con la tradición del Rey Felipe de visitar a los países sede de la Cumbre iberoamericana, que este año en su XXVIII edición se celebrará el próximo 21 de abril y contará por supuesto con su asistencia.