SENTENCIADO

La caída de Ernesto de Hannover: condenado a prisión, repudiado y persona "non grata" en Austria

El esposo de Carolina de Mónaco comienza a atravesar su propio infierno personal.
viernes, 26 de marzo de 2021 · 03:30

De nada sirvieron sus disculpas al principio de su juicio, ni declararse inocente de todos los cargos que se le imputaron. El polémico Príncipe alemán Ernesto de Hannover recibió sentencia este miércoles: se someterá a 10 meses en régimen de libertad condicional, la prohibición de la ingesta de alcohol durante ese período y abandonar al menos de forma temporal su residencia en el país austríaco.

Comienza para el aristócrata un periodo bastante amargo. La condena emitida por un juzgado del Tribunal de Wels, responde a las denuncias efectuadas en su contra por agredir ni más ni menos que a dos empleados y a un efectivo policial, situaciones en las que incluso se le vió armado con un bate.

Ernesto de Hannover no tuvo reparos en disculparse por su comportamiento.

En esta insólita situación que ha acaparado la atención de los medios, puesto que Ernesto de Hannover aún se mantiene unido en matrimonio con Carolina De Mónaco despu´s de casi 10 años de separación, la justicia de este país no tuvo contemplaciones con el Príncipe problemático, al que según lo recogido por el diario "El País" es casi considerado "persona non grata".

Ernesto de Hannover tiene terminantemente prohibido acercarse a los empleados involucrados en las agresiones, ni llegarse a las inmediaciones de la Fundación Cumberland -que lleva sus propiedades actualmente-, deberá someterse a a un programa de desintoxicación y psicoterapia.

Ernesto de Hannover tiene orden de caución que le impide acercarse a las personas que agredió

Después de este controversial juicio, podría decirse que frente a las fuertes condiciones impuestas, salió bien librado de una sentencia mayor. El Duque de Brunswick y Luneburgo contó con un equipo de abogados que se encargó de reducir al máximo la debida rendición de cuentas ante sus erráticas acciones.

La estrategia a favor de Ernesto de Hannover se basó en reflejar ante el juzgado su estado de indefensión, debido a que tuvo que luchar contra un cáncer en total abandono por parte de su familia tras su recuperación postoperatoria. Esto le habría pasado factura a nivel psicológica y le reporto un gran desgaste físico, por lo que se justificaría de alguna manera su comportamiento impropio del último año.

Ha sido contundente la caída vertiginosa de Ernesto de Hannover ante los medios.

“Acepto la responsabilidad, estoy muy arrepentido de lo ocurrido y estoy dispuesto a pagar los daños”. Fue la extraña disculpa del polémico Príncipe antes de que su proceso iniciara.

En esta exposición de motivos por parte de Ernesto de Hannover, también salió a colación la interna familiar que mantiene con su hijo mayor Ernesto Augusto, heredero de la Casa Güelfa, a quien le acusa de ordenar a sus empleados "intoxicarlo" para inducirlo a cometer los actos por los que se le ha condenado.

Otras Noticias