ÚLTIMA HORA

La Princesa Leonor supera expectativas, sin discurso y en solitario en su primer acto del año

Sin nervios y firme, así se mantuvo la heredera durante toda la jornada.
miércoles, 24 de marzo de 2021 · 11:49

El día ha llegado y la Princesa Leonor realiza su primera aparición oficial en solitario por encargo de su padre el Rey Felipe. Esto, con motivo de la celebración del 30 Aniversario del Instituto Cervantes, cuyas actividades se enmarcaron en el acto simbólico de depositar en la Caja de las Letras, el tomo de la Constitución que leyó con fecha del 31 de octubre de 2018 y el ejemplar de la obra "El Quijote", cuyos pasajes los compartió junto con su hermana, la Infanta Leonor durante los días de confinamiento de abril de 2020.

Todas las miradas y las cámaras se enfocaron en la heredera, quien cada vez demuestra su preparación ante el futuro que le espera. Fue recibida entre aplausos y vitores por el público presente en las inmediaciones del Instituto, a quienes saludó y agradeció su apoyo. Según lo recogido por las revista "¡Hola!" y "Vanity Fair", la Princesa Leonor superó expectativas, tomando en cuenta que sus padres no estaban presentes para guiarla -opinión en la que coincidimos ampliamente-.

Llamó la atención en su atuendo escogido. Como un guiño a su madre Letizia, la heredera recicló un vestido en tono neutro con pequeños detalles en su estampado, a tono con sus zapatos de tacón, muy adecuados para la ocasión. Llevaba su cabello recogido de un costado, el resto iba suelto con ligeras ondas que le daban a su estilismo un aire romántico y muy fresco.

Pero sin dudas fue su lenguaje no verbal el que permitió identificar la importancia que este evento tuvo para la Princesa Leonor: por el uso de la mascarilla no se podía ver sus rostro, pero en sus ojos se adivinaba una gran sonrisa, y al agradecer a cada una de las personas presentes ponía su mano en el corazón. Un gran gesto significativo que acompañó sus pasos seguros y firmes durante este acto protocolar.

Con mucha emoción, la Princesa Leonor asistió a este evento tan significativo para ella.

Como parte de las actividades llevadas a cabo en esta jornada en la cual la Princesa Leonor fue la innegable protagonista, fue acompañada por la vicepresidenta primera del Gobierno, Carmen Calvo, y por el director del Instituto Cervantes, Luis García Montero, visitó las instalaciones y después del recorrido previsto, acudió al salón de actos, para escuchar con especial atención el discurso de la secretaria general, Carmen Noguero, sobre los avances tecnológicos que ha experimentado este centro.

Según lo expuesto, el Instituto Cervantes contará con nuevas actividades educativas y de formación totalmente digitalizadas y de fácil acceso, además de un breve vistazo al lanzamiento de una nueva página web que entrará en funcionamiento pronto.

A propósito de esto, contrario a lo que se esperaba, la Princesa Leonor no ofreció ningún discurso, se mantuvo en primera línea como espectadora pero sí tuvo algunas palabras al final de la intervención de Noguero, en las que destacó el aporte de esta Institución en el desarrollo educativo de los jóvenes y afirmó usar las herramientas que ofrece para complementar su proceso formativo.

También la heredera se permitió formular una pregunta que tuvo que ver con la situación actual de los trabajadores del Cervantes que se han visto imposibilitados para visitar a sus familiares, situación que le preocupa en pleno.

Uno de los momentos estelares de la Princesa Leonor, frente a la Caja de las Letras.

Como parte de su última actividad, la Princesa Leonor, se dirigió a una exposición de libros en el fondo bibliográfico, donde reposan algunas obras escritas en las lenguas cooficiales del país. A la primogénita de los Reyes le obsequiaron tres ejemplares que ha aceptado con todo gusto: "Joana", de Joan Margarit, en castellano-catalán; "Antología poética", de Luis García Montero, en catalán; y "Quisiera tener todas las voces", libro de poesías que recoge distintas lenguas nacionales.

Al final de la jornada, no faltó la tradicional foto de familia y un saludo a los presentes que aún aguardaban en las afueras del centro para apoyar a la heredera, antes de retirarse del recinto. Ha sido un nuevo espacio conquistado por la Princesa Leonor, quien muestra signos claros de independencia, lo que no dudamos en afirmar, hoy es motivo de celebración para sus orgullosos padres.