ÚLTIMA HORA

Ernesto de Hannover enfrenta hasta 3 años de prisión y se niega a "soltar" a Carolina de Mónaco

El Príncipe se aferra a todo para no responder ante la justicia.
miércoles, 24 de marzo de 2021 · 02:45

Las cosas van de claro a muy oscuro para Ernesto de Hannover, el aún esposo de Carolina de Mónaco, de quien se espera en las próximas horas ya cuente con una sentencia definitiva en el juicio que se celebra hoy en Austria, para responder por los señalamientos en su contra frente la justicia austríaca, en los que se destacan conductas inapropiadas y enfrentamientos en total estado de embriaguez, esto en julio del 2020.

En esta ocasión, Ernesto de Hannover se enfrenta a la posibilidad de encarar 3 años de prisión y la verdad es que sobradas razones hay cuando entre los cargos figuran amenazas físicas contra un oficial de la policía y atacar físicamente a otro, luego de que los agentes policiales acudieran a su residencia tras una llamada de emergencia que el Príncipe mismo había efectuado.

Ernesto de Hannover ha tocado fondo en el último año.

Específicamente, en el primer hecho la Fiscalía de Wels, asentó en expediente que el marido de Carolina de Mónaco intentó “impedir repetidamente que los agentes de policía realizasen diversos actos oficiales mediante el uso de la fuerza y amenazas peligrosas”.

Si por ello hubo algunas dudas en las que costó determinar la claridad en los hechos, todo cayó en su justo lugar cuando días más tarde, Ernesto de Hannover según lo recogido por la revista "Vanity Fair" que amenazó “a una oficial de policía con un bate de béisbol”. Y el 7 septiembre, se le acusó de “romper el cristal de la ventana del comedor del edificio de la Fundación del duque de Cumberland y de obligar a una pareja de empleados y a su hija a abandonar el edificio mediante amenazas peligrosas".

Lo verdaderamente insólito es que delante de este errático comportamiento cometido por el Príncipe, solo permaneció recluido en prisión por 2 días, y ahora un psicólogo asignado para este caso, intentará dilucidar si los episodios de embriaguez son provocados a propósito o si obedecen a algún cuadro psicológico al que se deba prestar atención.

En este punto de la situación, Ernesto de Hannover culpa a su hijo mayor, quien lleva su mismo nombre de ordenar a su personal "intoxicarlo" para hacerlo cometer los actos vandálicos que ha estelarizado y lo mantienen sentado en el banquillo de los acusados.

Para Carolina de Mónaco podría tardar su proceso de divorcio si Ernesto de Hannover es recluido.

Según la revista "¡Hola!", Ernesto de Hannover mostró arrepentimiento ante los hechos en los que arremetió contra la seguridad de varias personas. Sin embargo, esta situación podría inhabilitarlo para manejar sus propios bienes y finanzas que irían en favor de su hijo, Ernesto Augusto. Situación que ha generado entre ellos desde hace algún tiempo más de un altercado legal.

Pero en todo caso, quien también se verá afectada ante una posible situación de reclusión o incapacitación, es Carolina de Mónaco, pues lo sucedido podría ralentizar aun más la posibilidad de que Ernesto de Hannover termine por firmar los papeles de divorcio que aún la mantienen legalmente unida a él.

Otras Noticias