INSÓLITO

El Rey Juan Carlos pidió a la Reina Sofía el divorcio, con una sola exigencia imposible de cumplir

Si la Reina hubiera cedido, la historia habría sido muy distinta.
sábado, 20 de marzo de 2021 · 14:46

De los peores dolores, resulta el amor no correspondido, pero el peor castigo es cuando el divorcio no es una opción para las partes involucradas. Un relato doloroso y humillante fue el que difundió la periodista catalana Pilar Eyre, sobre el infierno sobre la tierra que vivió la Reina Sofía en sus primeros años de relación con el Rey Juan Carlos.

Suficientemente, sospechosa resultaba aquella pedida de mano para nada convencional, en la que al tiempo que "Juanito" le ordenaba a la entonces Princesa "tómalo Sofi", volaba por los aires aquel hermoso anillo de compromiso que justo ayer, la Reina Sofía lució, después de tantos años en el olvido, durante su última aparición pública, tras ser inmunizada por la vacuna contra el coronavirus.

La Reina Sofía y el Rey Juan Carlos.

Desde el principio aquel matrimonio pintaba mal. La griega nunca fue la primera opción del Emérito, otras princesas casaderas como María Gabriela de Saboya deslumbraban los ojos de aquel primo campechano y simpático, pero fue Franco quien determinó que la Reina Sofía era la candidata perfecta para casarse con el "sucesor" del dictador.

Don Juan Carlos debía por compromiso casarse con la hermosa Princesa de mirada lánguida, pero ni siquiera su "mentor" le dijo que no podía dar rienda suelta a sus pulsiones y dejarse enredar bajo los encantos femeninos, rasgo que como diría Jaime Peñafiel "lo convierten en "un Borbón puro", pero que tantos dolores y humillaciones sumaron en la vida de la desdichada Consorte.

María Gabriela de Saboya.

En lo recogido por el diario argentino "La Nación", Pilar Eyre destacó un hecho particular que casi cambia la historia que conocemos hasta ahora: cansada de las infidelidades de su marido, la Reina Sofia en una oportunidad lo siguió movida por la sospecha de la traición y estuvo en lo correcto, lo encontró en los brazos de otra mujer. Esa había sido la última gota para la despechada Monarca, quien tomó a sus hijos y se embarcó con destino a La India. Esto habría sido un escándalo de proporciones mayúsculas si en aquellos años 70, este hecho hubiera salido a la luz.

El Rey Juan Carlos no tardó demasiado en ubicar el paradero de la Reina Sofía. Una sola llamada telefónica a la madre de la Soberana bastó para zanjar todo el asunto: "Dile a Sofía que estoy empezando a cansarme de este numerito… que se vaya contigo a India me importa un huevo, ahora, que se despida de ser reina. Haré anular el matrimonio, diré que ella no estaba convencida de hacerse católica y a la mierda. ¡Y Felipe, conmigo!".

La Reina Sofía sigue sufriendo las decisiones de su juventud.

El regreso de la Reina Sofía a España ocurrió de forma casi inmediata. La escritora detalló que en el momento, antepuso su amor de madre antes que su dignidad como mujer, por temor a que "Juanito" le arrebatara a su hijo Felipe. Aunque luego, otros tertulianos como Jaime Peñafiel, atribuyeron esta decisión ulterior a otras razones: "qué te conviene más? Ser Sofía de Grecia o la Reina cornuda de España?"

Hoy la historia se reescribe distinta: es el Rey quien salió de España por razones que perjudican su credibilidad y su imagen. No fue en La India, sino en Abu David dónde pasa sus días mientras que la Reina Sofía, quien permanece en "Zarzuela", sigue adelante pese a las amenazas y distorsiones de aquel matrimonio fallido.

Otras Noticias