EXCLUSIVA

El tormentoso año en el que la Reina Letizia pierde los papeles y casi tira la toalla

Las canas que tanto adornan el estilismo de la Monarca salieron gracias a varios varapalos.
viernes, 19 de marzo de 2021 · 11:22

Después de este último año, cada mes de marzo el mundo recuerda. Se cumple un año exacto desde que se decretó el confinamiento obligatorio debido al avance de la pandemia, y tal como todos, hay hechos que la Reina Letizia quisiera desmarcar de su memoria.

Para ello "Lecturas" rememora esos tiempos difíciles. La Soberana estuvo a punto de contraer coronavirus, luego de mantener estrecho contacto con la Ministra Irene Montero, quien resultó positiva. Fueron sin duda días de incertidumbre, según los relatos de Pilar Eyre: "tuvo que gestionar llevando mascarilla y guantes, comiendo con una bandeja y recibiendo solo la visita rutinaria de una enfermera", mientras que puertas afuera, el Rey Felipe rechazaba ante el país su parte de la herencia del Rey Juan Carlos.

Muchas veces la Reina Letizia habría querido bajar los brazos.

Porque en medio de todo este año que es digno de repaso, la Reina Letizia debió más que nunca reformular su papel como Consorte y poner la cara cuando hizo falta, pero fue su influencia sobre la decisión del Rey Felipe de pronunciarse frente al país frente a la llegada del virus intruso, lo necesario para acallar las voces de quienes calificaron al Monarca como "indolente" ante una situación tan desconocida y atípica.

Desde ese mismo instante, "Zarzuela" no solamente debió lidiar con este escenario sin precedentes, sino también tomar responsabilidad de forma indirecta por las acciones de los demás miembros de la familia, quienes andaban a su aire cometiendo toda serie de imprudencias que sin piedad, sacaron algunas de las canas que hoy adornan el estilismo de la Reina Letizia.

Pase lo que pase, para la Reina Letizia la educación de sus hijas es una máxima.

La marcha del Rey Juan Carlos a Abu Dabi ya de por sí fue un gran tema de controversia, al tiempo que quedaban expuestos todos sus tejemanejes financieros, Victoria Federica tuvo sus saltos de medidas sanitarias, Froilán estuvo enfrentado con la prensa, y en las últimas semanas, las Infantas Elena y Cristina vacunadas en los Emiratos. ¡Casi que estamos por imaginar que a estos Borbones les paga Podemos por semejante publicidad negativa en nombre de la Monarquía!

Aunque han sido verdaderos varapalos que salpican a la Familia Real, la Reina Letizia ha tenido que hacer un alto en medio de todo para enfocarse en la formación de sus hijas, justamente en el año en el que la Princesa Leonor aumentaba sus apariciones públicas y más tareas institucionales se sumaban a su agenda. Esto sucedió casi a medias, pero para la Soberana la crianza de sus hijas no es lo único: es todo si quiere garantizar el futuro de la Corona.

La Reina Letizia tuvo varios momentos que compensaron los problemas en "Zarzuela".

Sin embargo no todo ha sido malo para la Reina Letizia. Este último año, concienciar fue su bandera y esto pasó por repensar todos los aspectos de su trabajo e incluso su imagen: de todas las "royals", fue la más austera en cuanto a gastos de representación y de todas, la única que se atrevió a dirigir una comisión de ayuda humanitaria para ayudar a Honduras, azotado por los huracanes Eta e Iota con la mayor donación de suministros que en ese momento aquella nación recibió frente a la emergencia.

Pero de los momentos más estelares y que para ella representaron un gran reto, sucedió cuando fue el Rey Felipe quien debió someterse al aislamiento preventivo por entrar en contacto con un infectado por la COVID 19, confió en la Reina Letizia para que al menos por 15 días ella fuera la cara representativa de Zarzuela. Su papel en diversos actos que se dieron a cabo en esa oportunidad fue excelente. Calló muchas opiniones y reforzó el apoyo entre sus seguidores. El 2020 sin duda fue muy agridulce para la eficiente Soberana.