POLÉMICA

Hijas ejemplares o malas ciudadanas: el debate con las hijas del Rey Juan Carlos y las vacunas

Hasta donde se sabe es condenable, pero ni las Infantas ni el Emérito han cometido delito por ello.
miércoles, 17 de marzo de 2021 · 13:48

Todo el país tuvo al menos una opinión con respecto al escándalo de las Infantas Elena y Cristina cuando se conoció que ambas, bajo la mirada complaciente de su padre, el Rey Juan Carlos, accedieron a vacunarse en Abu Dabi, aprovechando la visita familiar y las facilidades irrechazables para acceder a la dosis, en detrimento del orden establecido por Sanidad en España, que dictó un orden estricto de suministro y por ende, aún no les tocaba el beneficio. El diario "El Español" así lo destaca.

El Rey Juan Carlos desoyó la única advertencia al respecto, sobre las consecuencias que traería esta acción en la opinión pública, según aireó la periodista Pilar Eyre en su blog "No es por maldad" en la revista "Lecturas". La incredulidad inicial del exmonarca convierte ahora a sus propias hijas en objeto de rechazo nacional. Esto no es un juego, se trata de la vida de muchos que requieren de la inmunización y aún así deben esperar. ¿Qué les hizo pensar a las Infantas que pueden saltarse las reglas?

El Rey Juan Carlos en su afán de no contradecir a sus hijas las ha desaconsejado.

Las variadas opiniones dependerán del grado de afinidad que se tenga hacia la Familia Real y en todo caso los "familiares del Rey", aunque debido a lo delicado del tema y el escenario social actual, es posible que por mucha simpatía que se tenga hacia sus integrantes, hay principios irrenunciables que condenan desde los desparpajos del Emérito a pesar de su personalidad campechana y zalamera, hasta la útima aventura de viaje de las Infantas, a pesar de que siempre parecen bastante bien portadas.

Para muchos el tema epicéntrico desde el cual parten las acciones de las hijas del Rey Juan Carlos supone el de la impunidad, desde sus tiempos de reinado hasta nuestros días. Hay opiniones como la del filósofo y experto en temas sociales, César Rendueles, que se orientan en esa dirección y exponen que en realidad es lo que explica que para Elena y Cristina "han hecho lo que les ha dado la gana sin que un solo medio de comunicación lo cuestionara".

Las Infantas en su accionar no tomaron en cuenta cuánto podrían perjudicar a la Corona.

Esto por supuesto recae sobre la responsabilidad del Rey Felipe, sin que haya sido él quien generó la controversia y a pesar de que "Zarzuela" ha difundido su desvínculo con las acciones personales de sus hermanas, las de su padre, el Rey Juan Carlos y cualquier otro miembro de su familia que no conforme el núcleo fuerte de la Corona. A propósito de ello, es el escritor y finalista del Premio Planeta Manuel Vilas, quien en pocas palabras resume el malestar.

Evidentemente, lo que han hecho es indignante y triste, es lo que le faltaba a la monarquía. Ha sido un error grave y no se dan ni cuenta. Han vivido siempre en una burbuja de privilegios. Se creen personas por encima del mal y del bien, pero eso se ha acabado. Y claro, de repente, un buen día se despiertan y tienen a todo el país indignado

Las hijas del Rey Juan Carlos actuaron en bien o mal, pero eso solo depende del sentir de la población.

Pero como es de esperarse, una misma historia siempre tiene dos versiones y es justo demostrar puntos de vista convergentes. Hay quienes podrían restarle importancia al asunto con argumentos que pueden entrar dentro de la lógica. Por ejemplo, en el caso de Jaime Peñafiel, periodista y amigo del Rey Juan Carlos, quien afirma que se trata de un "acto de responsabilidad y son unas buenas hijas" al vacunarse si desean permanecer en contacto con el Emérito sin ponerlo en riesgo por su avanzada edad.

Por su parte, Luis Alberto Cuenca, filólogo y crítico, acompaña la visión del catalán al señalar que las hijas del Rey Juan Carlos no han robado la vacuna a los españoles para usarla a su favor, por ende tampoco constituye un delito inmunizarse fuera del territorio nacional. Como se ha expuesto antes, desde la visión que se tenga se validan las opiniones. ¿Han sido Elena y Cristina acertadas en su decisión o habrán pecado de indolentes y oportunistas?

Otras Noticias