EN EL MOMENTO JUSTO

El suceso de la vida privada de Pippa Middleton que llega para rescatar a Meghan Markle del caos

La sucesora de Lady Di en los hechos, jamás imaginó que la paz podría llegarle de parte de la familia de la que tanto desea escapar.
martes, 16 de marzo de 2021 · 05:15

Mientras Meghan Markle y el Príncipe Harry continúan en el centro de la escena internacional luego de haberle brindado una entrevista para el recuerdo a Oprah Winfrey, el Príncipe William y Kate Middleton han recibido una noticia que los hará regocijarse de alegría. Y es que Pippa, la hermana menor de ella, ha dado a luz a una niña que se llama Grace Elizabeth Jane.

El nacimiento ha tenido lugar el pasado lunes 15 de marzo y afortunadamente todo se ha dado en un marco de completa normalidad y tanto la niña como la pequeña del clan Middleton se encuentran en perfecto estado de salud. Algunos allegados a la familia han hecho trascender que “todos están encantados y felices con la llegada del bebé”.

Y es que no es para menos. Siempre la ampliación de las familias es un motivo feliz y más si sucede en casos en los que los hijos son tan deseados como aquí. Pero es posible imaginar que la felicidad excederá los límites de la realeza pues Meghan Markle con este suceso podrá descansar un poco de la persecución mediática que por estas horas le debe estar resultando muy angustiante.

La duquesa de Sussex ha sido catalogada por muchos especialistas en realeza como la Lady Di de nuestros tiempos aunque el final de su historia en Casa Real ha sido mucho más feliz que el que lamentablemente tuvo su suegra. Tal como Lady Diana, Meghan parece no haber soportado los estrictos protocolos que implica ser la esposa de un Príncipe pero en ella ha primado el amor de su marido, quien la ha escuchado y directamente ha dejado sus compromisos reales para llevar una vida lo más tranquila posible.

Con el caso de Meghan Markle muchos nos preguntamos qué hubiese sido de la vida de Lady Di si el Príncipe Carlos de Gales hubiera emprendido el camino temerario que hoy ha tomado su hijo, al que muchos miran con recelo por tratarse de un auténtico díscolo que ha priorizado sus intereses particulares a los de un protocolo bastante absurdo que esperaba muchas cosas de él.

Más allá de lo anterior, sin lugar a dudas la llegada al mundo de la pequeña Grace Elizabeth Jane debe estar manteniendo con las cabezas muy ocupadas a Kate, a su marido y también a la prensa británica, quienes deben haber encontrado en esto un nuevo motivo de cobertura. Lo anterior implica directamente que Meghan Markle pueda estar tomándose un respiro de tanta agitación para pensar cuáles serán los próximos pasos a dar.