IMPERDONABLE

El Príncipe Harry se pliega ante la misma televisora que mostró a Lady Di agonizando en París

"Las fotos de la vergüenza" son lo peor que se pudo ver sobre los últimos minutos de Diana.
domingo, 14 de marzo de 2021 · 02:30

¿Cuántas veces escuchamos a lo largo de su vida al Príncipe Harry relatar en primera persona las secuelas imborrables que le dejó el fallecimiento de su madre, la icónica Lady Di? Esto sin contar las numerosas oportunidades en las que señaló el trato inhumano que recibió por parte de la prensa.

Sobra decir que el "Pequeño Spencer" de Lady Di está convencido de que este motivo y la persecución a la que fue sometida, fue el punto culminante que le arrancó la vida a su progenitora. Por ende, al notar que la historia "volvía a repetirse" con su esposa, Meghan Markle, actuó con determinación y decidió junto con ella abandonar su vida monárquica.

El hijo de Lady Di, Harry, temió por el futuro de su esposa que podía repetir la misma historia de su madre.

Sin embargo, la relación casi simbiótica entre los Sussex y los medios está lejos de terminar. Aún cuando su salida de Buckingham en busca de tranquilidad fue su mayor motivación, para sus futuros proyectos vinculantes al mundo del entretenimiento deberán deponer su actitud recelosa y establecer un tipo de relación con la prensa que les permita disfrutar de la exposición mediática.

Pero hay un detalle que Harry no tomó en cuenta al momento de permitir que fuera precisamente la cadena CBS quien obtuviera los derechos de transmisión de la famosa entrevista que protagonizó junto a Meghan. "Vanitatis" recogió que la mediática Susan Zirinsky no solo sigue trabajando en esta televisora, hoy por hoy es una importante directiva, quien habría escalado rápidamente en el organigrama de la empresa, gracias al dolor de Lady Di.

La cara de la vergüenza: Susan Zirinsky.

Pero ¿quién es esta oprobiosa mujer que ahora ostenta un poderoso cargo dentro de esta televisora? Pues en su historial, ella habría sido la encargada de difundir a través del programa '48 Hours Investigates', las terribles imágenes de Lady Di agonizando en el coche donde sufrió el accidente que le arrebató la vida. Esto sucedió durante el año 2004.

En ella recayó la responsabilidad de exponer o no aquellas tormentosas imágenes de las que bajo su expresa autorización, solo se mostraron dos. La crudeza de todo aquello causó absoluta indignación de las audiencias y como consecuencia, fueron bautizadas como "las fotos de la vergüenza".

Aquellas dos devastadoras fotos del accidente que terminó con la vida de Lady Di, nunca más fueron expuestas.

Aquel material tan sensible que antes de aquello nadie se atrevió a publicar en respeto al dolor de la familia y para resguardar la integridad de Harry y su hermano William, consternaron hasta al entonces ministro del Reino Unido, Tony Blair, quien consideró como "desagradable" toda aquella situación.

Paradójicamente, 25 años después, Harry se pliega junto a Meghan ante la misma cadena televisiva que irrespetó a la memoria de su madre. Podría ser comprensible, si consideramos (según lo expuesto por el medio "Wall Street Journal") que la cadena desembolsilló entre 7 y 9 millones de euros por los derechos. No nos cuesta creer que nuevamente haya sido la decisión empresarial de Susan Zirinsky, la que permitió la onerosa transacción que facilitó la colaboración de los Sussex. ¡Las vueltas que da la vida!

Otras Noticias