ÚLTIMA HORA

Problemas en el paraíso: Iñaki Urdandarin y la Infanta Cristina podrían afrontar un silente divorcio

El exatleta ahora solo cuenta con su madre, podría perderlo todo.
sábado, 13 de marzo de 2021 · 09:36

Algo no encaja en la dinámica familiar de Iñaki Urdangarin, ahora que alcanzó el grado "3" de su caso judicial y su vida respira los aires de la semilibertad. Según el diario "El Nacional" de Cataluña, esta historia podría terminar con un final no tan feliz.

El planteamiento se basa en lo que sigue: el esfuerzo que tanto el exatleta como su abogado defensor han realizado durante tantos meses dio finalmente el resultado que tenemos hoy, un hombre que se traslada en bicicleta para ir a trabajar cada día, que puede disfrutar de la luz del sol a plenitud, pero ¿de qué ha servido todo aquello si aún permanece solo, sin su familia?

Hay fuertes especulaciones sobre el futuro de Iñaki Urdangarin y la Infanta Cristina.

Después de dos años y medio, no era menos lo que se esperaba. Terminaron las visitas a la cárcel, el confinamiento, los compañeros de dudosa procedencia, este sería para Iñaki Urdangarin el momento que le permitiría  la unión familiar y retomar el tiempo perdido. Sin embargo, el juego cambia y el panorama es otro.

La numerosa familia sigue esparcida en varios territorios, entre el suelo patrio y el extranjero. El mismo Iñaki Urdangarin prefirió irse con su madre a Vitoria, la Infanta Cristina sigue en Suiza con la benjamina de la familia, Irene; su hijo mayor, Juan, vive en Madrid junto con varios compañeros; Pablo hace vida en Barcelona y Miguel se mantiene en Londres.

Sería lamentable que después de tantos años la pareja quiera separarse.

Para Pilar Eyre, experta en temas realísticos, esto solo tiene una explicación. El matrimonio no está tan sólido como se cree, sobre todo después de difundir que a la esposa de Iñaki Urdangarin se la vio visitar a un abogado experto en divorcios.

Sorprende que no hayan alquilado piso en Madrid o Barcelona, donde la niña podría acudir al Liceo Francés, los otros hijos reunirse con ellos cuando quisieran y la infanta realizaría su trabajo de forma telemática, como está haciendo ahora en Ginebra.

Iñaki Urdangarin no da información alguna sobre su situación actual.

¿Casi tres años de lucha sostenida por la semilibertad e Iñaki Urdangarin prefiere irse a Vitoria con su madre? Acá no ha cambiado nada desde que su causa cambió de grado y para la autora precisamente, el tema de fondo no radicaría en el trabajo de Doña Cristina en Suiza ni el año escolar de la pequeña Irene o de recursos económicos para rentar piso, se trataría de un tema de voluntad y es justo la voluntad lo que faltaría entre la familia del exbalonmanista para resolver la ecuación.

Aunque lo expuesto por Pilar no está confirmado, todo lo que se puede hacer es esperar, pues el hermetismo de Iñaki Urdangarin y su familia no permite saber a ciencia cierta qué planes tienen para el futuro y si todo aquello incluye la posibilidad de que los incluya a todos bajo un mismo techo.