INÉDITO

Amigo de Lady Di desmonta las intenciones de los Sussex, Meghan jamás será "la próxima Diana"

Comparar a la Reina de Corazones y la Duquesa sería un insulto a su memoria.
sábado, 13 de marzo de 2021 · 13:48

Ahora que la polémica entrevista que Meghan Markle estelarizó para la cadena televisiva CBS salió al aire el pasado domingo y a su alrededor se formaron las más variadas opiniones, para un solo hombre hay una razón posible que lo concluye todo. En la realeza británica y en el caso particular, hay dos verdades que prevalecen en toda esta historia: los cuentos de hadas y las comparativas posibles entre ella y Lady Di, sencillamente no existen.

Su nombre es Roberto Devorik, amigo y confidente de la irremplazable Princesa de Gales por 17 años, y tiene mucho para decir. Como todos, tiene una sólida opinión formada a partir de las experiencias narradas por la nuera de Lady Di. Él, quien conoce a detalle cada subterfugio de los temas monárquicos, no teme medir el pulso de la situación y finalmente concluir que entre las dos damas, sencillamente no hay puntos de comparación, y hacerlo resultaría de una simpleza sencillamente absurda.

Meghan Markle no podría compararse con Lady Di según Devorik.

De profesión como asesor internacional y residenciado en Uruguay, Devorik concedió una entrevista a la revista "¡Hola!" y la verdad es que sus opiniones no tienen desperdicio. Desde su óptica, el cuento de hadas al que se refirió Markle en su interlocución, más bien debe entenderse como una mala interpretación de lo que ella esperaba sería su vida junto a Harry, cuya carta de presentación primera es ser el hijo de Lady Di. Quien conoce su historia puede sacar rápidas conclusiones de lo que se puede esperar.

Ella creía que iba a estar todo el día desfilando sobre una alfombra roja, y la vida de los Windsor no es así. Estar dentro de la Familia Real no es una wedding cake (pastel de bodas).

Lady Di y Meghan solo pueden tener a Harry en común, de resto sus historias serían diferentes.

Unos 25 años después, tomando como referencia las palabras de Harry, "la historia se repite", pero para el indagado, hay una intencionalidad marcada por parte de los Sussex de trasladar el recuerdo de su entrañable Lady Di a la Duquesa, quien a su juicio alega que si algo tendrían ambas como único punto de convergencia es su experiencia "tras cámaras": "Lo que sí tienen en común es que han sido víctimas del peso de la maquinaria del Palacio de Buckingham, que opera como si fuera una trituradora".

El empresario asegura que incluso resulta injusto. Cuando Diana concedió la llamada "Entrevista del Siglo" en 1995 no tuvo apoyo, estaba sola y debió enfrentar todo sola. Meghan tiene el apoyo de su esposo quien renunció a su vida monárquica para iniciar un nuevo proceso con ella. ¿Cómo se podría pensar que son dos hechos similares cuando Lady Di nunca tuvo a su lado a nadie para sostener su mano?

Entre las intenciones de los Sussex estaría ubicar a Meghan como "la próxima Diana".

Además, Lady Di era noble de cuna y Meghan Markle plebeya. La inocencia e ingenuidad de la Princesa, quien sí tenía mayor noción de los protocolos y maneras, no puede compararse a la de una mujer adulta, independiente y divorciada, quien tenía más consciencia del mundo, aunque no conocía cómo funcionaba la vida dentro de "Buckingham".

En un último tema, Devorik desaprueba la decisión de la Duquesa de mantener bajo resguardo el nombre del integrante de la Corona que la discriminó junto con su hijo, pues esta jugada pone en jaque la honorabilidad de la Casa Real, en lugar del responsable de tales acciones. Dice saber quien pudo ser, pero no es su derecho difundirlo y aunque no está de acuerdo, respeta las razones de Meghan para no hacerlo.

Otras Noticias