ESTRATEGIA

Meghan Markle calcula: entre Carlos y Guillermo quién la beneficia como sucesor de la Reina Isabel

El futuro heredero de la Soberana es la solución a todos sus problemas.
viernes, 12 de marzo de 2021 · 13:21

El futuro de la Monarquía británica ante el escenario de la ausencia de la Reina Isabel genera grandes debates en el Reino Unido. La Soberana disfruta de una plenitud física envidiable para su avanzada edad, una lucidez perfecta y se mantiene sin alteraciones como figura epicéntrica de las actividades en "Buckingham" pero ¿Quién la sucedera y cómo quedará la línea sucesiva de herederos y demás integrantes de la familia? Y en un giro inesperado ¿qué tiene que ver Meghan Markle en todo este asunto?

Si detallamos algunas de las declaraciones de la exactriz durante la entrevista que estelarizó el domingo pasado, uno de los datos claves que arrojó a las audiencias, zanja la eterna disyuntiva que prevalece entre los medios y sus audiencias en cuanto a quién será el próximo Monarca, en caso de que la Reina Isabel se encuentre fuera de facultades para gobernar o fallezca.

El futuro de los hijos de Meghan podría estar entre el hijo y el nieto de la Reina Isabel.

Si bien no fue una frase que resaltó entre el universo de temas que Meghan Markle planteó a su interlocutora Oprah Winfrey, el hecho de que resaltara que "cuando el padre de Harry se convierta en Rey", la suerte de su hijo Archie podría cambiar para convertirse en Príncipe, aclaró cualquier duda. La línea de sucesión sigue inalterable y Carlos sigue siendo el candidato indiscutible para tomar el lugar de la Reina Isabel cuando el tiempo sea preciso.

Esto, a pesar del cuñado de Meghan, el Príncipe Guillermo, quien también es heredero. Se pensó que dada la avanzada edad de su padre, estábamos ante la posibilidad de un hecho inédito, es decir, un salto generacional en las posiciones sucesorales auspiciado por la Soberana para que en lugar de Carlos, fuera él quien gobernara. Sin embargo, han sido demasiados sacrificios, toda una vida formado para reinar y una larga espera. Él no desaprovechará su momento.

Para Meghan existe la esperanza de que Carlos extienda a Archie y su hija en camino el título de Príncipes.

Por supuesto, para Meghan la entronización de su suegro resulta mucho más conveniente para el futuro de sus hijos. De mantenerse el orden inalterable, la Ley Monárquica vigente podría convertir a Archie y su futura hermanita en Príncipes de la Corona, gracias a la línea consanguínea que mantienen los pequeños con su abuelo, como sucede en el caso por ejemplo, de Eugenia y Beatrice, hijas del Príncipe Andrés y Sarah Ferguson, Duques de York, al ser las vástagas nietas de la Reina Isabel.

Sobra aclarar que en caso contrario, si el destino se inclina a favor del nieto de la Reina Isabel, sus posibilidades estarían anuladas. En todo caso, la Duquesa de Sussex no busca el mentado nombramiento por tenerlo, sino porque esta posición frente a la Familia Real brinda un tratamiento especial a favor de la seguridad de sus hijos, que sería mucho mejor que la que tanto ella como Harry puedan brindarle.

Para los Sussex, dejar el lado de la Reina Isabel contrajo ciertos perjuicios.

A juicio del portal "Divinity" hay un par de factores que la nieta política de la Reina Isabel no tomaría en cuenta. Su desvinculación de las líneas de la Familia Real podría jugar en contra. Sin títulos ni nombramientos siquiera para heredar, tampoco podrían esperar a que desde "Buckingham" hayan acciones favorecedoras para ella y sus hijos, y mucho menos después del último escándalo mediático del cual la Estadounidense fue indudable protagonista.

Además, existe según los expertos en temas realísticos la posibilidad de que el hijo de la Reina Isabel desee reducir considerablemente la cantidad de miembros que conformarán su nueva familia y la estructura original sufra modificaciones, que obviamente dejarán por fuera a Archie y al nuevo bebé en caminom, sin que esto tenga como causa la descendencia afroamericana de los niños.

Otras Noticias