INSÓLITO

Infantas ofendidas: acusan a la Reina Letizia de "propiciar" escándalo por vacunarse en Abu Dabi

La Soberana influenciaria al Rey Felipe para dar la espalda a Elena y Cristina.
jueves, 11 de marzo de 2021 · 10:26

Un nuevo día, un nuevo motivo separa a las Infantas Elena y Cristina de su hermano, el Rey Felipe. Esta vez y nuevamente, según el relato de la periodista Pilar Eyre, la culpa recae sobre la Reina Letizia en un sorprendente revés de los últimos acontecimientos.

Las cuñadas de la Soberana están enojadas y la indignación no les permite entender por qué en este justo momento el país las condena sin piedad. ¿La Razón? La inmunización que recibieron ambas en Abu Dabi mientras se encontraban de visita para corroborar el estado de salud de su padre, el Rey Juan Carlos.

Las cuñadas de la Reina Letizia  no entienden qué hicieron mal, según Eyre.

Según la escritora, todo transcurrió de forma "natural": el suegro de la Reina Letizia les recomendó aplicarse la vacuna contra la COVID 19, tan necesaria en estos días para hacer frente al terrible virus y poder viajar al país emiratí sin problemas, además, ante la tentativa nadie se opuso, al contrario, sus colaboradores y personal asignado aplaudieron la idea e incluso, se encargaron de toda la tramitación necesaria para facilitarles el recurso. Entonces ¿cuál es es problema?

Para las ofendidas hijas de la Reina Sofía y a juicio de lo expuesto por Eyre, la culpa realmente recae sobre aquellos odiosos grupos independentistas interesados en ver caer a la Corona, los periodistas del Twitter, los partidos antomonárquicos, la Consorte Real, quien sea. Las confraternas no estarían asumiendo su debido mea culpa con arrepentimiento, sino porque toca aplacar la indignación de la población.

Nuevamente, las Infantas tienen un nuevo motivo para enfrentarse con la Reina Letizia.

Es casi comprensible este posicionamiento que tanto enfurece a la Duquesa de Lugo y a la exduquesa de Palma, si quienes conforman su círculos más cercano, endulzan sus oídos con adulaciones innecesarias que justificaría sus más recientes acciones. Para Pilar Eyre, evadir la culpa viene de familia y por ello no dudan en pasar tabla rasa. Hasta el Rey Felipe y la Reina Letizia han salido crucificados por ello, sencillamente porque sus acciones y decisiones personales ya no son asunto de Estado.

Precisamente sería la Reina Letizia quien se llevaría la peor parte: acusan que su marcada influencia sobre Felipe ha tenido serías consecuencias sobre el accionar del Gobernante con el pasar de los años. La responsabilizan ante la actitud silente e indiferente del Monarca frente a las fuertes críticas y señalamientos que las Infantas han recibido desde su arribo a tierra patria.

El Rey Felipe y la Reina Letizia no tienen que ver con el comportamiento de Elena y Cristina.

Pero la misma Eyre asegura que todo este bajón pudo evitarse: un solo amigo de Don Juan Carlos intentó advertirle sobre las consecuencias que les traería a las cuñadas de la Reina Letizia vacunarse en un país foráneo ante la opinión colectiva. La sorprendente respuesta de un Emérito más interesado por congraciarse con sus hijas que de prevenir un escándalo sería “¿Qué quieres decir? Exageras, ¡no será para tanto!”. Solo Dios sabe cuántos varapalos le han traído su carencia de previsión y objetividad bajo la misma frase incrédula!

Pues no ha sido la Reina Letizia esta vez, tal como aseguran las hijas del exgobernante: ellas se lo han buscado solitas. Y sí, se adelantaron dos pasos al sistema sanitario español, pero su decisión les costó la aprobación por parte de un país que junto a los miembros de la Familia Real, aún espera por recibir el beneficio de la vacuna que hoy por hoy tantas personas necesitan con especial atención. Lo de las Infantas, sería la gota que colmó el cántaro entero.