INSÓLITO

La nueva película de Lady Di, "Spencer" saca a pasear el tormentoso pasado de Felipe de Edimburgo

El Consorte de la Reina Isabel II sale bastante mal parado de esta.
martes, 9 de febrero de 2021 · 13:11

El costado más escabroso, turbio y peor guardado de la Familia Real Británica se niega a mantenerse en el claustro de la historia. Es ahora la nueva película "Spencer" protagonizada por la actriz norteamericana, Kristen Stewart, un nuevo quebradero de cabeza, una razón más para evocar el dolor de Lady Di y llevarse consigo a rastras, la imagen de Felipe de Edimburgo, consorte de la Reina Isabel II.

Para relatar esta historia, debemos comenzar por darle un gran viraje: no pretendemos repasar de qué va la historia en parte ficción, parte realidad sobre la tormentosa y última navidad de la Princesa en el castillo de "Sandringham": lo que nos ocupa hoy, son los misterios del "Castillo de Kronberg" donde se graba este film, y se esconde un pasado alemán que la Familia Real preferiría que no se desempolvara.

Originalmente "Schloss Friedrichshof", el Castillo de Kronberg es el lugar donde tiene lugar el rodaje de "Spencer".

Porque si algo es cierto, es que Felipe de Edimburgo siempre fue visto de reojo por una sola razón que para su desgracia, ampara la historia: sus evidentes vínculos con el nazismo en pleno apogeo, durante los crueles años de conflictos bélicos mundiales. Su hermana Ana de Grecia se había casado con Cristóbal de Hesse-Kassel, un príncipe alemán partidario del partido obrero y de los delirios de grandeza del tristemente célebre dictadorzuelo, Adolf Hitler.

El cuñado de Felipe de Edimburgo, como ahora se verá, no era ningún improvisado o un simple simpatizante de la atroz causa alemana de esos años, sino que al contrario era todo un destacado. Escaló rápidamente entre las filas del partido y se convirtió ni más ni menos que en Oberführer, un alto rango en las temible organización militar de las SS.

Felipe de Edimburgo incluso fue acusado de ser parte de las juventudes hitlerianas en su adolescencia.

Por supuesto, esto no fue lo único. El hermano mayor de Cristóbal y pretendiente al trono alemán, Felipe de Hesse-Kassel, hizo de Hitler uno de sus más "ilustres" invitados a tomar el té en los mismos espacios por los que hoy Kristen Stewart se pasea para representar a la icónica Diana, mientras se rueda la película más esperada de este año.

Pero como todo lo que empieza mal termina mal, Felipe de Hesse y su esposa Mafalda de Saboya terminaron ajusticiados en un campo de concentración por órdenes directas del agasajado, luego de que considerara como una traición irreparable el hecho de que el padre de esta, Victor Manuel III, uniera sus ejércitos italianos a las fuerzas aliadas contra Alemania.

Las hermanas "nazis" de Felipe de Edimburgo Cecilia, Ana y Margarita.

Cuando estas alianzas estratégicas ocurrieron, Felipe de Edimburgo tendría tan solo 9 años y fue pajecito de la boda de su adorada hermana, Cecilia de Grecia, quien se casó con otra promesa del nazismo, Jorge Donato de Hesse-Darmstadt, miembro activo de una de las dependencias de la Casa de Hess y del NSDAP en "Krongberg". Encontró su final junto con Cecilia en un accidente de avión.

Así que Felipe de Edimburgo tuvo entre sus más cercanos allegados a rutilantes esbirros del movimiento hitleriano desde su más tierna edad. Para los 16 años, habría perdido a sus dos hermanas y cuñados en accidentes fatales. Desde su internado en Escocia, se le permitió viajar a Alemania para despedir a su familia. En las fotos de esos años, se le vio caminar tras la marcha de los féretros ante filas de soldados nazis y renombrados colaboradores del delirante dictador.

Para poder desposarse con Isabel II, Felipe de Edmburgo tuvo que hacer grandes sacrificios

¿Un dato curioso? ¡Lo tenemos!: una vez terminados los dos conflictos bélicos más indignantes de la historia, la germanofobia se esparcía como plaga por Europa, lo que obligó al Rey Jorge V, padre de Isabel II, a cambiar el apellido original de la Casa, de “Sajonia-Coburgo-Gotha” al "Windsor" que conocemos hoy, y el costado británico de Felipe de Edimburgo hizo lo propio, traduciendo del alemán original el apellido "Battenberg" por el conocido "Mountbatten".

Esta escena es muy parecida a las que el mundo pudo ver tras la pronta partida de su nuera Lady Di, cuando sus nietos Guillermo y Harry, desfilaron junto a su padre Carlos y su tío Charles Spencer, tras el servicio funerario que enfilaba a la Princesa a su última morada.