INSÓLITO

Lady Di y el perfecto "Vestido de la Venganza" que humilló al Príncipe Carlos por semanas

Para Diana, había llegado el momento de servir platos fríos.
domingo, 7 de febrero de 2021 · 15:11

La Princesa, que nunca logró conquistar a su esposo Carlos, temerosa, deprimida, bulímica y sin rumbo, renació en un momento único de su breve paso por la historia. Fue en 1994 cuando finalmente abandona a la Familia Real británica luego de su separación y comienza en ella el renacimiento de una nueva mujer: La Consorte feneció, ahora estaba por nacer la nueva Lady Di.

A nuestra protagonista le costó algún tiempo entender el alcance de su influencia y el cómo utilizar el poder mediático para centrar su atención a entera conveniencia, pero cuando lo descubrió fue imparable.

Lady Di debió vivir este varapalo que en un giro inesperado, la convirtió en una nueva y mejorada versión de sí misma.

Por supuesto, que esta transformación de patito triste a cisne deslumbrante pasó por ciertas consideraciones: aquellos trajes ñoños, monocromáticos, cuellos altos y cerrados quedaban en el fondo del armario, pero de "Windsor". Los más afamados diseñadores enviaban lo mejor de sus colecciones para celebrar el renacimiento de la nueva musa británica. Los ruedos de los vestidos subieron la altura de la rodilla ¡y amén de los escotes y espaldas que bajaron vertiginosamente!

La historia que nos trae hoy, viene de un momento en el que Lady Di saboreó una victoria contra su exesposo, Carlos, quien planeaba concertar una entrevista durante en la tarde del 29 de junio de 1994 en el canal británico ITV para airear alegremente su amorío con la muy digna y actual Duquesa de Cornualles, Camilla Parker Bowles.

 

Para Diana, aquellas declaraciones no eran menos que severas y humillantes, cortesía de un descarado Príncipe Carlos, quien justificó la infidelidad como "algo que le ocurría al menos a la mitad del país" y entre otras líneas destacaba que su fidelidad llegó hasta el momento en el que consideró que su matrimonio estaba irreparablemente roto.

Acá no valieron llantos, ni encerronas y lo que es más, ni una sola palabra. En Lady Di, esto constituyó un nuevo nivel de desafío y para derrotar las intenciones de su exesposo, decidió que el evento "Serpentine Gallery" que se celebraba en ese momento en los jardines del Palacio de Kensington era el escenario perfecto para una fantástica reaparición.

La sorpresiva aparición de la Princesa en el "Serpentine Gallery" fue su gran regreso mediático.

A este evento se presentó sola, vistiendo un "little black dress" que acentuaba su estilizada figura, con un pronunciado escote en "V" y pequeñas mangas drapeadas que caían en gracia sobre sus hombros. Para complementar, un collar de 7 hileras de perlas con un broche como protagonista. Todo un acierto en estilismo de punta a punta que enmarcó su accesorio más brillante: una sonrisa ganadora desde el mismo momento que impactó a todos con su inesperada presencia.

En este momento, Diana emitía un fuerte mensaje a un díscolo Carlos, a la Familia Real y al resto del mundo en dos amplios flancos a considerar. En primeras, ella celebraba la vida y avanzaba con dignidad ante las injurias, Lady Di no era la víctima, sino una superviviente al desprecio de aquel heredero y su dinástica familia.

La versión modernizada de "Bershka se agotó en stocks en sólo cuestión de horas.

La atrevida creación de la diseñadora griega Christina Stambolian venía en color oscuro, y la Spencer, derribando los rigores de vestuario de "Palacio", lo usó en un evento diurno. El mensaje se lee solo: Lady Di no estaba llevando luto, estaba sirviendo algunos platos fríos.

Por supuesto, el efecto que Lady Di esperaba sucedió tal como predijo: la prensa de Reino Unido básicamente censuró sin proponérselo a Carlos y su infame entrevista. El "vestido de la venganza" como se le apodó años después, ocupó tabloides por semanas.

El vestido de la venganza" de Lady Di se exhibió en el Newbridge’s Museum de Inglaterra.

Sinceramente, nos enteramos de la existencia de aquella aparición del Príncipe en tv por los motivos de Diana, y de todas formas, de aquella historia ya sabíamos demasiado. ¿Había algo más para añadir? Por supuesto, el efecto menos esperado: una razón más para descalabrar sus índices de popularidad y ubicar en la historia a Camilla como su "mistress" eterna.

Un dato curioso del que nos enteramos, es que tal como sucedió con el legendario vestido de boda de Lady Di, esta reveladora prenda tiene su propia página de consulta en Wikipedia y entre los datos que acá se arrojan, trascendió que en 2019 la conocida marca de Inditex "Bershka", versionó este modelo aunque con detalles distintos que intuimos, evitarían cualquier complejidad de tipo legal.

Otras Noticias