En el recuerdo

Cuatro décadas del adiós de la madre de la Reina Sofía, entre una cirugía y el olvido de los helenos

Hoy recordamos la vida de Federica de Grecia.
sábado, 6 de febrero de 2021 · 09:47

“La madre de la Reina Sofía falleció anoche en Madrid”, el 6 de enero de 1981 “El País” había dejado atónitos a los españoles con esta noticia. La Reina Sofía le dijo adiós para siempre a su mayor confidente, Federica de Grecia, debido a un infarto en el miocardio. 

La Reina griega falleció mientras se realizaba una intervención para retocar uno de sus párpados. Han pasado cuatro décadas desde entonces y hoy la esposa del Rey Juan Carlos podría estar recordando a quien habría sido uno de sus mayores pilares. 

Muchos admiraban la belleza de Federica de Hannover.

Desde que era pequeña, la Reina Sofía sabía que debía prepararse muy bien para no ser sorprendida por el futuro que le esperaba y quién mejor que Doña Federica para guiarla en ese largo camino. Federica de Hannover nació en Alemania, era hija de Victoria Luisa de Prusia y Ernesto Augusto III, fue nieta de Guillermo II y se encontraba en la línea de sucesión de Jorge III de Inglaterra. 

A pesar de haber crecido bajo las influencias nazis, Federica de Grecia era anticomunista, algo que no le gustó para nada al General Franco. La madre de Sofía de Grecia tenía apenas 20 años cuando contrajo matrimonio con uno de sus tíos. “Vanity Fair” desveló que la griega tenía una personalidad particular que era atractiva para muchos hombres; sin embargo, ella se mantuvo fiel al lado de Pablo de Grecia. 

Me encontré un día sonriente con Pablo, me hizo perder la cabeza y el corazón.

Federica de Hannover y Pablo de Grecia vivieron una vida llena de tragedias.  

Esta frase fue desvelada cuando sus memorias salieron a la luz, luego de su fallecimiento. El Rey de los Helenos se comprometió con la joven en 1936 y se casaron en 1938. El papel de Federica como Reina de los Helenos habría sido clave para el bienestar de su país, pues, la monarca fue clave para que Grecia mantuviera buenas relaciones con Estados Unidos y el Reino Unido. 

La explosiva personalidad de la esposa de Pablo de Grecia fue la que caracterizó su reinado. Federica de Grecia fue quien arregló el encuentren Juan Carlos I y Sofía de Grecia. La griega era Princesa desde su nacimiento, mientras que “Juanito” era un posible candidato para heredar el trono español, pero no era el sucesor directo, a pesar de que era nieto de Alfonso VIII; por lo que la Reina Consorte de los Helenos no dudó en recordárselo al hijo de Juan de Borbón, un poco antes de pisar el altar. 

Luego de que se disolviera la monarquía griega, la esposa de Pablo de Grecia residió entre Londres y Madrid . La residencia familiar de los griegos, el Tatoi se convirtió en el lugar perfecto, en donde ahora descansan los restos de Federica.

El Palacio Tatoi continúa siendo la residencia familiar de la Reina Sofía.

 

Otras Noticias