INCREÍBLE

Los "consejitos" de oro que el Rey Juan Carlos le dió a Felipe y muestran lo peor de su descaro

Al menos el Emérito no se esforzaba demasiado en esconder su verdadera personalidad.
sábado, 27 de febrero de 2021 · 12:54

Si hace cinco años, alguien le hubiera dicho al Rey Juan Carlos que sus días transcurrirían en el exilio y peor, que debía abdicar a favor de su hijo Felipe mucho antes de lo que él tenía previsto, se habría destornillado con esa risa campechana que siempre lo acompañó y que le ha servido para sortear las peores dificultades.

La personalidad zalamera del Rey Juan Carlos le valió por muchos años la simpatía del Pueblo español.

Al menos si algo podemos concederle al Emérito es que siempre fue un Rey con una visión muy clara sobre los valores familiares, lo aprendido sobre sus años de gestión al frente de la Corona y sobre todo, el preponderante papel de su hijo, el ahora Rey Felipe, con quien por cierto, pareció tener una relación bastante distante. Lástima que sus preceptos se perdieron en el tiempo con sus erráticas acciones conocidas por todos.

Más allá de las visibles preferencias del Rey Juan Carlos por su primogénita, la Infanta Elena (quien no le perdió pisada y parece una versión más joven suya), en realidad, las innumerables obligaciones que reclamaron su presencia a lo largo de los años lo mantuvieron aparte del heredero, con una acentuación más que obvia cuando aquel jovencito de 16 años se trasladó hasta Canadá para terminar sus estudios de bachillerato.

Obviamente, la internet ni pensaba existir, amén de las bondades tecnológicas de estos tiempos. En ese entonces, la correspondencia era no menos que obligatoria para mantener los lazos afectivos y se sabe que en aquellos días de internado, el entonces Príncipe de Asturias recibió por parte del Rey Juan Carlos unas cuantas de sus cartas, pero ¿qué contenían? Para nuestra sorpresa, el portal "CLM24" reveló sus contenidos y sobra decir que al día de hoy, leerlas resulta un poco "incómodo".

Al menos Felipe intenta aplicar los valiosos consejos del Rey Juan Carlos en la actualidad.

En esos años, el Rey Juan Carlos abogaba en 1984 por la importancia de mantener a la familia "estrechamente unido" pues a su juicio no debía haber "fisuras ni contradicciones, pues no podemos olvidar que en todos y en cada uno de nosotros están fijos siempre los ojos de los españoles a los que debemos servir con alma y vida".

En cuanto al papel institucional que el buen Felipe debía seguir por consejo propio de su padre, el cinismo fue en buena parte el impulsor de un consejito de oro que hasta hoy tiene la más pura vigencia "Haz lo que te digo pero no lo que yo hago". Esto porque en algún momento, la prensa se negó de plano a la censura y a medida que los desparpajos del Rey Juan Carlos salían a la luz, este dejó de intentar ocultar lo innegable.

Se dice que la primera obligación del rey es ser ejemplar pero la verdad es que hoy nadie puede ser ejemplar. Eso era antes cuando la gente no sabía lo que pasaba en palacio.

Esta fue una de las cartas enviadas a Felipe VI por parte del Rey Juan Carlos.

En todo aquello, la visión que tenía el exmonarca sobre el papel de los medios era bastante clara y el heredero entonces, debía aprehender con urgencia: "has de mostrarte animoso aunque estés cansado; amable, aunque no te apetezca; atento, aunque carezcas de interés; servicial, aunque te cueste trabajo; entregado por completo a tu misión, aunque esto signifique privaciones y sacrificios". ¿Qué tanto de esas advertencias y consejos habrá aplicado el Rey actual en la actualidad?