EXCLUSIVA

Peor que Zarzuela: los estrictos códigos y reglas que la Princesa Leonor deberá seguir en Gales

Soltarse la coleta no será una opción para la heredera al trono.
viernes, 26 de febrero de 2021 · 14:32

Para quienes consideraron que la Princesa Leonor se iba de camping por dos años a un 'Hogwarts para Hippies" en Reino Unido, quizás la información que estamos a punto de revelar cambie un tanto el concepto que hasta ahora, medios británicos como el "Daily Mail" han esparcido con aquel título tan original que hasta ahora resuena en las opiniones.

El UWC Atlantic College es la renombrada institución a la que la Princesa Leonor se ha matriculado y forma parte de la red de Colegios del Mundo Unido, cuyo modelo de enseñanza sería de los más innovadores que hasta ahora se conoce y edifica a futuros líderes bajo los preceptos irrenunciables de un mundo sostenible, paz y colaboración mutua.

De todo menos endeble: las severas normas del UWC College deben ser acatadas por todos, includa la Princesa Leonor.

Para que este programa de estudios realmente pueda funcionar, debe delimitar una serie de normas que cada uno de sus alumnos deberá seguir a paso firme si no desea ser expulsado y esto incluye a la Princesa Leonor, quien a pesar de que sus padres presiden el patronazgo de este prestigioso colegio en la Fundación con sede en España, no le da en absoluto algún tipo de privilegio que le permita ir al margen.

Debemos admitir que en principio creimos que para la Princesa Leonor había llegado en momento de destenderse un poco. Lejos de la rigidez de "Zarzuela" y el alcance de su estricta madre, Letizia, la heredera podría acceder a una convivencia "normal", donde sería una más y desde el primer momento en que iniciara su proceso educativo, los chuches y el pan industrial estarían más que permitidos.

Para la Princesa Leonor será una de las mayores experiencias de su vida.

Puede ser que sí, puede ser que no. Este instituto galés contiene toda una serie de postulados que aunque rígidos de acuerdo a las costumbres de los paises sedes que lo acogen, no escapan de lo esperado en cuanto al comportamiento que deben mostrar en todo momento sus estudiantes. Los pasteles de chocolate y las gaseosas podrían estar aun al alcance de la mano para la heredera al trono.

Así que nada de consumo de tabaco, vappers o alcohol dentro de este espacio que el medio "Semana" ha descrito como "Aconfesional, apolítico, abierto a todas las nacionalidades y a estudiantes de todos los estratos económicos y sociales". Cualquiera que se encuentre en posesión, distribuya o consuma alguno de estos, puede tramitar su viaje de regreso a casa.

La Reina Letizia confía en que sus esfuerzos por educar a la Princesa Leonor darán sus frutos fuera de los muros de "Zarzuela".

Lo mismo va con las relaciones interpersonales. La consumación de ciertos actos no están permitidos ni en las habitaciones y menos que menos en espacios públicos y por supuesto, cualquier conato de persecución o bullying contra otros estudiantes es considerado como causal de expulsión, sin discusiones.

Esto va muy bien para la Princesa Leonor que no parece ser una joven que pueda sucumbir con facilidad ante situaciones de esta naturaleza y la regularización de estas normas garantizará que su estancia sea de lo más llevadera, aunque no se descarta que como en toda situación de desarrraigo, alejada por miles de kilómetros de la protección de "Zarzuela" deba apañárselas sola con algunas situaciones improvistas.