POLÉMICA

La Reina Sofía está harta de Paloma Rocasolano y sus intentos de eclipsarla ante todos

Para la Emérita, la madre de la Reina sigue siendo una piedra en el zapato.
viernes, 26 de febrero de 2021 · 04:30

Un varapalo tras otro ha tenido que sortear la Reina Sofía durante los últimos años: su reinado se fue a pique tras la abdicación "voluntaria" de su esposo, el Rey Juan Carlos, situación que la ha dejado "damnificada" a nivel de institucionalidad y por supuesto marginada de la Familia Real, ahora reducida en número por su hijo, el Rey Felipe, su nuera Letizia y las hijas de la pareja Leonor y Sofía.

Con una familia desmantelada por las tensiones históricas que sobrevienen a los años, entre escándalos, encarcelamientos y acusaciones por corrupción que hasta ahora no la han empañado directamente pero sí que la salpican gracias a los tejemanes del Emérito en el pasado y sus brinquitos amorosos con Corinna Larsen, el apacible rostro de la Emérita se ha cubierto en el velo de la vergüenza y la amargura.

La Reina Sofía y Paloma Rocasolano no podían ser más distintas.

Pero Ninguno de estos escenarios anteriores puede socavar la paz de la Reina Sofía como la presencia cada vez más invasiva de un elemento externo de "Zarzuela" que impone su presencia como su nueva predecesora: no, no hablamos de la Reina Letizia por supuesto, sino de la madre de ésta, Paloma Rocasolano.

En la formación que imparte la Soberana a sus hijas no interviene nadie, y cuando decimos nadie, estamos excluyendo a todos los miembros de la familia del Rey y en ese saco va envuelta la Reina Sofía. ¿Pero de allí en más a apartar a la Princesa Leonor y la Infanta Sofía de ella? esta decisión termina por resultar insólita, pues se conoce que como abuela no es menos que espectacular.

En momento incómodo que relegó a la Reina Sofía durante la comunión de su nieta, la Infanta.

Pero para la indignación de la Reina Sofía, el tema sigue, esta vez en cuestion de imagen. Junto a "Mujer hoy" descubrimos que Paloma en más de una ocasión ha intentado eclipsar a la madre de Don Felipe ante los medios, como ocurrió en el matrimonio de su hija con el Monarca en el que llevó aquel traje rojo incandescente y sombrero de ala enorme que reclamaba la atención a todas luces.

Si algo no podrá darles la Reina Sofía a sus nietas, es la sensación de una vida "normal" fuera de Palacio y en este terreno, la Rocasolano se lleva la ventaja, así que más de una vez se la ha visto en plan de camaradería junto a ellas en lugares públicos como el "Circo Price" en 2012 y a lo largo de lo sa ños se ha mostrado ante cámaras como la nueva confidente de las pequeñas.

De los detalles más descarados de la abuela plebeya que desvela sus intenciones, tuvimos oportunidad de ver al final de la comunión de la Infanta Sofía, cuando sin pena alguna se ubicó al centro de la familia abrazando a la homenajeada y la heredera para ser captada por los fotógrafos presentes. A juzgar por la foto, los demás familiares incluida la Reina Sofía, no pasaron la escena desapercibida.

Pero de todos los numeritos, el peor lo reservamos para el final con apoyo de "El País": en los Premios Princesa de Asturias de 2019, el primer discurso de Leonor fue muy emotivo, con una dulce mención a la Reina Sofía, quien respondió lanzando un dulce beso desde el palco de honor. Pero las cámaras ya captaban a una incontenible y emocionada Paloma Rocasolano que parecía eclipsar el instante abuela - nieta que a muchos nos hizo pensar que las tensiones en Zarzuela se habían disipado. ¡Menuda actuación!