INSÓLITO

La genética entre el Príncipe Harry y Felipe de Edimburgo que prueba que es más Windsor que Spencer

La madre del Duque, Lady Di estaria celebrando este momento.
miércoles, 24 de febrero de 2021 · 11:27

Han pasado 36 años desde que el Príncipe Carlos conoció a su segundo hijo, el Príncipe Harry, y dejó caer su rechazo inmediato al revelarse que contrario a sus deseos, había nacido un varón en lugar de una esperada niña. ¡Ni que decir de sus comentarios al descubrir que el niño era pelirrojo! Para Carlos, la infortunada Lady Di le había dado "un Spencer" y no un digno Windsor, al menos genéticamente.

La decepción y el dolor se podían leer en el semblante de la Princesa, quien había ocultado el género del Príncipe Harry para intentar prolongar por un tiempo la felicidad que sintió al ver a su esposo más unido a ella que nunca. Obviamente dicha sensación de complicidad por parte de Carlos hacia ella, solo se mantenía vinculada a la esperanza de que estaban a la espera de una niña.

Pese a la amplia brecha generacional entre el Príncipe Harry y su abuelo, son muy similiares.

El principio del final de aquel matrimonio fallido comenzó justo aquel día. La situación entre la pareja se volvió irreconciliable y nunca más intentaron concebir a otro hijo.

Ahora esta historia dolorosa para una desdichada Diana toma otro camino insospechado: mientras su primogénito Guillermo es definitivamente parecido a ella, pues se ha comprobado que el Príncipe Harry es la viva imagen de ni más ni menos que su abuelo paterno, Felipe de Edimburgo.

La foto comparativa con el Príncipe Harry fue tomada de un evento militar.

Según lo descrito por el portal "Quien", esto fue revelado por el fotógrafo de la reconocida agencia fotográfica Getty, Chris Jackson, quien se encontró con una foto de archivo de la revista francesa "Paris Match" en su edición de 1957 y al ver al Duque en la tapa, por un momento creyó que se trataba del mismísimo Príncipe Harry.

La instantánea que lideró la portada del rotativo mencionado, fue captada cuando el Príncipe Felipe tenía 36 años, uno menos que los actuales 37 de su nieto, el Duque de Sussex y efectivamente, es para asombrarse con la similitud entre ambos.

El parecido familiar es innegable.

Por supuesto, la versión a color que publicó Jackson es una copa de la versión original en blanco y negro. Para lograr que se viera a detalle tal como la expuso en su cuenta de Twitter, admitió que debió someterla a un proceso de edición, pero el parecido entre ambos es innegable con la cabellera pelirroja y los despiertos ojos azules característicos de esta familia.

Por supuesto el Príncipe Harry sí posee cualidades de ambas ramas familiares, se le atribuye la misma mirada lánguida de su icónica madre y su espíritu libre, noble y solidario, pero ya quedado muy en claro que contrario a los desventurado pronósticos de su padre al nacer, el Duque de Sussex es un auténtico Mountbatten- Windsor.

Otras Noticias