INDIGNANTE

La radiografía familiar de la Reina Isabel: enfermedades mentales, crueldad y las peores agresiones

El lado más perturbador del clan de la Monarca sale a la luz.
martes, 2 de febrero de 2021 · 12:31

¿Quién dijo que sólo la dinastía Borbón tenía sus historias turbias y perturbadoras? A estas alturas de la historia, podríamos decir que es poco lo que nos sorprende, pero siempre surge algún dato que sostiene una particular tesis: los "royals" actuales en comparación, son mucho más aburridos -con todo y escándalos- que sus antecesores, y esto lo puede decir la Reina Isabel.

¿Dudas? entonces empecemos por esas anécdotas que seguramente no surgen en una tarde de almuerzo en el palacio de "Windsor", y que se mantienen bajo candado. ¿Qué es lo que realmente sabemos sobre la familia de Isabel II por la vía materna? Así lo describe el portal "Bekia".

En principio, los apellidos Bowes- Lyon que llevaba la Reina Madre están ligados a cuentos de espantos, enfermedades mentales y delitos graves. Ahora, gracias a la serie "The Crown" reviven para atormentar a la Reina Isabel una vez más, cuando se supone que eran temas pasados, sepultados y olvidados.

Comencemos por el caso de dos primas de la Gobernante, hijas de su tío John Bowes-Lyon. De sus cuatro hijos, las dos últimas, Nerissa y Katherine nacieron con una discapacidad mental que les impedía hablar y su desarrollo cognitivo era equivalente al de un niño de 8 años.

La Reina Isabel se sintió herida tras el "sensacionalismo" con la que sería tratada la historia en los medios.

Huyendo de los prejuicios de la época, fueron encerradas de por vida en un sanatorio, y según lo expuesto por el diario "The Sun", se les declaró fallecidas en 1963 cuando se conoció que Nerissa feneció en 1986 y Katherine en 2014. Nunca recibieron visitas y la Familia Real respondió a la consternación pública alegando que el asunto era estrictamente "familiar".

¡Ah, y no se nos olvide que la progenitora de la mismísima Reina Isabel fue por muchos años una gran luchadora por la causa de la "Real Sociedad para Niños y Adultos con Discapacidades Mentales".

"Infobae" señaló que Nerissa fue enterrada en un camposanto para indigentes con esta señalización.

Se dice que también cayó una suerte de "maldición" sobre los varones de la familia, pues estos no pasan de los 65 años. Simon Bowes-Lyon, sobrino lejano de la Reina Isabel es de los últimos bastiones con 36 años de edad y entre su abultado récord policial, pesa una acusación por "asalto no consensuado" contra una joven de 26 años, interpuesta en enero del 2020.

¿Cuál ha sido la posición asumida por la Soberana y "Casa Real" con respecto a éste comportamiento oprobioso? ninguna en absoluto. Tal como suele suceder, el silencio acompaña estos hechos que no dejan de sorprender a la opinión pública y parece que la fórmula no deja de ser exitosa, pues le ha evitado a la Corona confrontar los peores temas con respecto a su familia.