EXCLUSIVA

Supimos quién fue el primer hombre que la Reina Isabel amó y no fue el Duque de Edimburgo

Por muy poco, la Monarca estuvo a punto de casarse con otro Consorte.
jueves, 18 de febrero de 2021 · 11:17

Siempre se pensó que la Reina Isabel tuvo un único y verdadero amor, el Príncipe Felipe de Edimburgo, con quien ha compartido 72 años de su vida. Esa concepción está a punto de cambiar, gracias a las confesiones de una amiga suya en aquellos días de la adolescencia, en los que declaró que la entonces princesa, tenía otro interés romántico.

De hecho, ambas tenían el mismo interés romántico. La mencionada, Alathea Fitzalan, era bisnieta del Duque de Norfolk y debido a los embates de los primeros conflictos bélicos mundiales, estuvo la mayor parte del tiempo resguardada en el castillo de "Windsor" junto a la entonces Princesa y su hermana Margarita, lo que desencadenó entre ellas una gran amistad.

La Reina Isabel a los 16 años con su hermana la Princesa Margarita.

Según la revista "Vanity Fair", la Reina Isabel contaba con apenas 16 años cuando mostró interés por un joven promesa de 22 años: el Conde de Euston, Hugh FitzRoy, más tarde convertido en el Duque de Grafton. Desde el primer momento, logró impresionar a las dos damas y según lo expuesto en el diario de Fitzalan, ambas sintieron debilidad por el noble, al punto de que la Soberana "lo adoraba" y había recibido algunas correspondencias de su parte, no amorosas pero cordiales.

La princesa Isabel me enseñó una carta de Hugh Euston dándole las gracias por su felicitación de Navidad. Es horrible que se vaya al extranjero, tal vez no vuelva a verle nunca.

Hugh FitzRoy, Conde de Easton, fue el primer elegido del corazón de la Reina Isabel.

Esto en principio resultó una buena noticia para el Rey Jorge VI y la Reina Madre, pues se alega que ambos consideraban a  FitzRoy como el mejor candidato para desposarse con la futura Reina Isabel, aunque precisamente él no estaba demasiado convencido de ello. De hecho debió hacer frente a algunos compromisos fuera del país, por lo que comenzaba a disolverse la ilusión por emparentarlos.

Hugh va a regresar a Windsor. No puedo evitar pensar que Dios quiere decirnos algo enviándonoslo de vuelta, a la princesa Isabel o a mí. Ella ya tiene a Felipe, y si le pudiera explicar en serio que ella es la única que puede ayudarme, tal vez la idea le convenza.

Para los padres de la Reina Isabel Hugh era el candidato, pero el destino tenía otros planes.

Para cuando Hugh regresó a Reino Unido, la mejor amiga de la Reina Isabel aun mantenía la esperanza de reencontrarse con él, especialmente porque sabía que el entonces Príncipe Felipe de Grecia y Dinamarca, -ahora Felipe de Edimburgo-, comenzaba a visitar a la dulce "Lilibeth" por esas fechas, así que ya no tendría quizás competencia en la carrera hacia el corazón del noble.

Pero para el infortunio de la joven Alathea, el amor platónico de la Reina Isabel venía con otros planes: se casó cuatro años después en 1946 con Anne Fortune FitzRoy, una mujer acaudalada pero de origen plebeyo, quien actualmente forma parte del grupo de damas de compañía de la Monarca. Es posible que él no conociera esta historia sino hasta muchos años después cuando la revista "Vanity Fair"  tuvo acceso a las confidencias de aquella mejor amiga que compartió junto a ella el enredo de este primer amor.