INSÓLITO

El último secreto entre la Reina Isabel y Felipe de Edimburgo que lleva 72 años sin ser revelado

Para la Soberana y el Príncipe sería hora de confesarse.
jueves, 18 de febrero de 2021 · 09:38

Después de 73 años de matrimonio, la Reina Isabel y su esposo Felipe de Edimburgo tienen sus secretos en reserva. Con esto no queremos decir que se trata de temas que ocultan el uno del otro, sino de aquellos que tienen en común y resultan muy interesantes ante el ojo de los expertos en temas reales.

Un detalle de la Reina Isabel que no ha pasado por debajo de la mesa tiene que ver con su anillo de compromiso, ¿es que nunca se lo ha quitado desde 1947 cuando Felipe de Edimburgo de despido con ella? Todo parece indicar que no, y hay una razón justa para ello.

La Reina Isabel y Felipe de Edimburgo en su matrimonio con fecha del 20 de noviembre de 1947.

Esto lo explica la nueva biografía autorizada del Consorte que lleva por nombre "Príncipe Felipe: un retrato del Duque de Edimburgo": en sus revelaciones señala como dato curioso que en realidad, el preciado anillo no le costó un solo penique al esposo de la Reina Isabel, puesto que solo tuvo que hacer fundir una piecita de oro que le regalaron en una visita a Gales.

Para la creación de este anillo que tan orgullosamente porta la Reina Isabel en su dedo anular, el príncipe Felipe estuvo muy involucrado, según lo expuesto entrelíneas por la autora del libro Ingrid Seward, quien además señaló que habría sido él quien escogió el diseño y un misterioso mensaje que lleva en su interior.

¿Es posible que un anillo tan delgado contenga un mensaje en su interior?

Según el portal "Quien", la Reina Isabel mandó grabar en la cara interna del anillo, un mensaje personal del Duque de Edimburgo que solo el joyero, ella y él conocen, y si sacamos la cuenta adecuadamente, es posible que contemos ya con la eterna discreción del creador de esta alianza, que la Monarca insiste en mantener consigo.

La Reina nunca se ha quitado el anillo, de ahí que nadie haya podido ver nunca qué fue lo que el Duque puso dentro del mismo. Los únicos que conocen ese secreto son la Reina, su marido y el maestro que grabó la petición de Felipe.

Hasta ahora, el secreto sigue a salvo entre la Reina Isabel y Felipe de Edimburgo.

De hecho, Seward remarcó que el entusiasmo del Príncipe era tan contagioso, que su madre, Alicia de Grecia y Dinamarca, insistió en obsequiarle una tiara de diamantes, para que a partir de esta alhaja se diera algún toque especial al anillo, por lo que se cuenta, el compromiso de la Reina Isabel, también lleva un solitario de diamante, aunque no se aprecie a simple vista.

Por supuesto que en la actualidad, las consortes de la Familia Real también llevan anillos de compromiso confeccionados a base de oro galés. Las nietas políticas de la Reina Isabel, Kate Middleton y Meghan Markle, poseen dos creaciones a partir de este material. Sin embargo no es una tradición que haya iniciado la Soberana, sino su madre, cuando se casó en 1923.

Otras Noticias