CONTROVERSIA

Las consecuencias para el hijo de Meghan Markle si no llega a nacer en Reino Unido a tiempo

Para la Duquesa de Sussex comienza la cuenta regresiva
miércoles, 17 de febrero de 2021 · 13:38

A juzgar por el estado de gravidez de Meghan Markle que pudimos apreciar el pasado 14 de febrero cuando decidió anunciar al mundo que está en la dulce espera de su segundo hijo, miles de preguntas surgieron alrededor de esta hermosa revelación.

Una de ellas por supuesto guarda relación con el vínculo que podría tener el nuevo integrante de los Sussex y la Familia Real británica, al menos en temas nobiliarios: algunas conjeturas se han dejado caer en medios como la revista "Vanity Fair", que han expuesto la decisión de Meghan Markle y Harry de no conceder nombramiento real alguno a Archie, su primogénito, para no acarrearle deberes reales que él no ha pedido, así que lo más probable es que esto sea lo que suceda con su futuro hermanito o hermanita.

¿Perderá derechos el hijo de Meghan Markle si su segundo hijo nace en territorio americano?

Otro tema particular es el siguiente: a la vista es posible percatarse con total seguridad que el estado de gestación de Meghan Markle está  bastante avanzado, por lo que surge otra incógnita a despejar. ¿Qué sucederá si el próximo bebé nace en suelo estadounidense? Esto considerando que la problemática mundial que ha desatado la pandemia, no permite facilidades de traslado entre Estados Unidos e Inglaterra, al menos por los momentos.

Es posible que tanto Meghan Markle como su esposo plantearan desde el principio que el bebé por nacer, siga los pasos de Archie y obtenga la doble nacionalidad. Que nazca en Reino Unido, de modo que permita a su famosa familia paterna conocerlo, al tiempo de intentar aliviar un poco las tensiones, y luego volver a Norteamérica para que la exactriz pueda conferirle el papeleo reglamentario y convertirle en ciudadano americano.

Para los Duques de Sussex, aun quedan algunas dudas por disipar frente al futuro de su próximo hijo.

Pero visto el escenario cada vez más improbable -aunque no imposible-, tanto Meghan Markle como su esposo no parecen estar demasiado preocupados al respecto. Irremediablemente por su parentesco con el Príncipe Harry, Archie y el pequeño que nacerá posiblemente a mediados de este año ocuparán los puestos 7 y 8 en la línea de sucesión al trono británico.

Pero la decisión por los Duques de Sussex de no permitir que sus hijo hereden títulos de Príncipe o Princesa, les traerá otra opsibilidad en territorio americano. Por alguna razón, el medio citado, encuentra simpático mencionar que sin nombramientos reales a la vista, cualquiera de los dos vástagos podrían ser claros candidatos a futuro para ejercer la presidencia en el país del mundo libre, al ser americanos como otorga la Ley y según se suscribe, sería el sueño de Meghan Markle.

Todo indica que los hijos de Harry y Meghan Markle nacerán y ser criarán como niños americanos.

En todo caso, se espera que la Reina Isabel pueda volver a tener contacto cercano con su bisnieto Archie en los próximos meses, y de ser posible con el nuevo benjamín de la familia, debido a que el 1° de julio, se contempla la inauguración de la estatua en honor a Lady Di en los jardines del Palacio de Kensington, al que Harry planea asistir. Todavía se mantiene en discusión si la estadounidense asistirá junto a sus hijos.

En todo caso, tanto Archie como su nuevo compañerito o compañerita de juegos, tienen un futuro asegurado, ya sea en Estados Unidos o Gran Bretaña, eso sí, con una vida mucho más tranquila y normalizada de la que pudo vivir Harry o lejos del asedio que ha sufrido Meghan Markle a causa de la prensa, que espera no se repita en perjuicio de sus propios hijos.