POLÉMICA

El incómodo "casi" silencio de la Reina Isabel ante la llegada del nuevo bebé de Meghan y Harry

Para la Soberana, el amor y el deber van por dos sendas distintas, que nadie se equivoque.
martes, 16 de febrero de 2021 · 14:41

Cuando se trata de la Reina Isabel, nunca se sabe qué reacción tendrá ante los hechos que suceden a su alrededor hasta que se pronuncia. Cuando los Duques de Sussex, el Príncipe Harry y Meghan Markle anunciaron este 14 de febrero que traerán un nuevo hermanito o hermanita para Archie con una tierna foto, era un hecho presto que todos querían saber cómo se tomaría la noticia.

Especialmente por los últimos roces que han protagonizado Isabel II con su nieto, cuando se conoció que estaría contemplando la posibilidad de despojarlo de sus títulos y honores militares, dado que estaría recibiendo "presiones" de las Fuerzas Castrenses en Reino Unido para ello, pues Harry no cumple ninguna actividad vinculante con la estructura desde hace un año, cuando se materializó el polémico "Megxit",entre otras circunstancias que la encolerizan cada vez que piensa demasiado en ello.

Pese a las felicitaciones, el olfato mediático insiste en que la Reina Isabel y los Duques de Cambridge no están en su mejor momento.

Con este tenso preámbulo ocurrido hace cuestión de semanas, los Duques deciden anunciar al mundo su segunda vuelta como padres de un nuevo bebé durante el día del amor y la amistad. Este viraje noticioso dividió la atención en dos caminos: la emoción primera de la noticia y un conteo regresivo inesperado.

Todos esperaban por el pronunciamiento desde "Buckingham". Siempre, ante el nacimiento de un nuevo integrante, es un evento esperado el saludo cercano y familiar de "Casa Real" y el anuncio a la población comunicando las buenas nuevas. Estas son de las noticias que mayor emoción suponen para Isabel II.

Aun es muy pronto para conocer algunos detalles sobre el segundo bebe de Hatty y Meghan.

Pero en esta oportunidad, el ansiado pronunciamiento no llegó, al menos en el tiempo esperado. Según lo suministrado por "El País" ni la Reina Isabel y su esposo, el Duque de Edimburgo, el Príncipe Carlos y Camilla de Cornualles o tan siquiera los Duques de Cambirdge, Guillermo y Kate Middleton se unieron a las oleadas de felicitaciones que rodearon a Harry y Meghan en redes sociales y demás foros virtuales. ¿Todo bien en casa?

Cuando 12  horas después aparece el tan ansiado comunicado, que versa lo siguiente: "Su Majestad, el Duque de Edimburgo, el príncipe de Gales y toda la Familia Real está encantada y les desea lo mejor". A secas, sin mayores contundencias que destacar ni a qué hacer lugar.

Este nuevo camino parental, ayudará a la exactriz y el nieto de la Reina Isabel a sobrellevar la pérdida de un hijo anterior.

Esto tiene sus razones y motivos: la apuesta segura según señalan medios como el magazín "Hello", es que los Duques se hubieran comunicado con la Reina Isabel y el resto de su familia para comunicar la dichosa noticia. Pero de aquellos toques protocolares tan acostumbrados ya no volveremos a ser testigos, al menos en el caso de Harry y Meghan.

El tratamiento deferencial y el protocolo previsto, son solo para miembros activos del Clan Monárquico, pero aun los lazos consanguíneos se mantienen. Es posible que a puertas cerradas, la Reina Isabel  haya sentido gran alegría por esta noticia y la haya celebrado plenamente, pero por encima de los vínculos, queda claro que el deber para la Gobernante se impone preponderantemente, incluso antes que el amor.