ALERTA

La creciente preocupación por el estado psicológico de Charlène de Mónaco

Ya decíamos que algo no estaba tan bien con la Princesa monegasca.
domingo, 14 de febrero de 2021 · 12:08

Dicen que cuando una mujer decide cortar su pelo es porque desea cortar con algún suceso antagónico en su vida y darle la bienvenida a nuevos procesos. En el caso de Charlène de Mónaco, en 6 meses ha modificado su estilo en 3 ocasiones casi seguidas. ¿Todo bien en casa?

Incluso la Princesa ha declarado que "volverá a hacerlo" sin amilanarse ni un poco, luego de declarar al 2021 como un año de "cambios", pero ¿cuáles son los hechos que estaría afrontando en este momento que la impulsan a emprender cruzada con su estilo personal?

El estilo de Charlène de Mónaco es innegable.

De hecho cumplió su promesa y Charlène de Mónaco volvió a por las tijeras para darle un nuevo aire a su cortísimo cabello. La exclusiva la ha dado "Vanitatis".

¿Recuerdan el estilo rapado y asimétrico con el que apareció en Navidad y nos dejo a todos en esa rara mezcla entre maravillados y atónitos? Pues de aquello solo quedó un debut y despedida, pues ahora el "insalvable" estilo se transformó en un inesperado "bowl cut". Un cambio sinceramente mucho más acertado.

Uno de los cortes que más llamó la atención fue su medio flequillo. 

Pero todavía quedan razones para pensar que detrás de la constante evolución estilística de Charlène de Mónaco hay algo que no es tan visible desde la superficie. Este patrón debería obedecer a algún mensaje que nos está queriendo dar y no estamos atinando en absoluto, ¿cierto?

Al parecer no estamos tan equivocados. El medio citado contactó a Laura Palomares, directora de "Avance Psicólogos", quien analizo el perfil de Charlène de Mónaco para intentar desentrañar este remarcado comportamiento. Según la especialista, lo de la sudafricana puede responder a un tema bastante delicado como problemas de autopercepción subyacentes.

El estilo rapado de Charlène de Mónaco causó sensación en navidades.

Dicho asi, "existe la posibilidad de que haya algún momento de crisis, inseguridad, baja autoestima, etc, detrás, que llevan a que una persona quiera compensarlo con su imagen".

Es cierto que Charlène de Mónaco atravesó por procesos muy difíciles apenas en 2019 cuando afrontó la perdida de varios familiares, además de los embates de la COVID 19 que nadie esperaba en 2020 y pudo tener en ella un efecto muy negativo, sintiéndose abatida y con incertidumbres como el resto del mundo.

Trazos de inconformidad e inseguridad podrían estar haciendo mella en la Princesa.

Sin embargo fue esta misma coyuntura la que le permitió un mayor acercamiento con su esposo Alberto, y ahora se los ve mucho más unidos que nunca y no escatiman en muestras de amor y complicidad en sus más recientes apariciones públicas, en las que hasta comparten un mismo atuendo. 

Entonces, si es así, que es lo que la lleva a Charlène de Mónaco a reinventarse cada mes? La explicación para Palomares más bien se enfoca en su personalidad divertida "un cambio de imagen, de algún modo te hace autoafirmarte en tu físico para poder proyectar a través de él esa idea, imaginaria, de que con ese cambio consigues un cambio a nivel más profundo, a nivel personal, que estás necesitando".