SON UN EJEMPLO

El motivo por el que la Reina Letizia e Isabel Sartorius son grandes amigas a pesar de haberse disputado el amor del Rey Felipe

Su Majestad y la exnovia de César Alierta mantienen un vínculo de cordialidad que solamente podría haber sido logrado por dos mujeres tan maduras y seguras de sí mismas como ellas.
domingo, 14 de febrero de 2021 · 16:20

Aunque hoy resulte un poco complicado de creer, la Reina Letizia no fue el primer amor del Rey Felipe. Antes (cuando él aún era Príncipe) dos nombres fueron los que más sonaron como posibles futuras esposas: la modelo Gigi Howard e Isabel Sartorius. Quizás la segunda es aún la más recordada por la mayoría y quien hoy se ha colocado en agenda por su separación con el empresario César Alierta.

En la década de 1990 Isabel era la mujer del momento e incluso algunas personalidades de la época han asegurado que le disputaba el protagonismo a estrellas como Isabel Preysler y Carmen Martínez Bordiú, situación que se incrementó cuando su nombre comenzó a asociarse con el del futuro Rey de España. Estuvieron juntos por aproximadamente 3 años pero aunque ha pasado mucho tiempo, la licenciada en ciencia política no ha logrado despegarse por completo de aquella etapa de su vida que nadie olvida.

Isabel era hija del Marqués de Marquiño y eso la convertía en alguien bastante aceptable para ocupar el cargo de Reina Consorte. Sin embargo el noviazgo no prosperó y algunos adjudican la ruptura a Doña Sofía, quien no habría visto con buenos ojos que la joven sea hija de padres separados y además habría considerado que no se adaptaría demasiado a las reglas y protocolos reales. Desde entonces su nombre ha vuelto a tomar fuerza cada vez que se conocía alguna nueva novia de Don Felipe pero nunca nadie imaginó que haría tan buenas migas con la Reina Letizia.

Hasta el momento Letizia Ortiz y la madrileña son las únicas mujeres pertenecientes a la Realeza europea que no han tenido inconvenientes en mostrarse juntas y eso que hacerlo significaba un estallido mediático. Y es que no es lo más habitual que la actual mujer de un Rey se muestre en público con la ex de su marido, justamente si ambas pertenecen a una institución en la que las buenas formas y los reglamentos son las bases para el sostenimiento futuro.

Precisamente fue en el año 2010 cuando la Reina Letizia e Isabel tomaron juntas un café muy ameno en El Pardo ante la mirada de todo el mundo. “No será el primero ni el último café que nos tomemos juntas. Estábamos en el palacio de La Zarzuela y decidimos ir a dar una vuelta porque las niñas estaban jugando y hacía una tarde maravillosa. La salida surgió así, de repente”, comentó Sartorius en una entrevista con un prestigioso medio local. Evidentemente ambas tienen muchas cosas en común y el motivo por el que no piensan separarse es básicamente que el hecho de haber estado enamoradas del mismo hombre, no es un impedimento para que en la actualidad puedan comprenderse y disfrutar de tiempo de calidad en compañía de la otra.

“Admiro a quienes son capaces de comportarse tal y como son, sin pedir perdón por su fuerza” relataba en alguna oportunidad Isabel en referencia a su amiga, nada más y nada menos que enalteciéndola por uno de sus rasgos más característicos y también quizás el que le ha costado más críticas por parte de sus detractores. Afortunadamente ambas se llevan de maravilla puertas hacia adentro y aunque no se muestren ante las cámaras con mucha frecuencia. Lo importante es que con sus actitudes han contribuido a derribar el mito que asegura que dos mujeres no pueden ser amigas si han compartido a un hombre y de este modo fortalecen el feminismo sin darse cuenta.