EXCLUSIVA

Se descubre quién es la mujer que enturbia el matrimonio de ensueño entre Kate Middleton y Guillermo

Para la Duquesa, cierto "recuerdo" es el causante de todo.
jueves, 11 de febrero de 2021 · 09:59

Un total de 9 años debió esperar Kate Middleton por la tan esperada petición de matrimonio que le valió el odioso seudónimo "waity Katie", una alusión a su harta paciencia y su capacidad de esperar por el Príncipe Guillermo durante su noviazgo, en el que siempre prevalecieron más sus compromisos reales, los miedos en él y algunos altibajos como en toda relación.

La Duquesa de Cambridge probó durante todo ese tiempo ser la candidata perfecta. Se enfrentó a la vorágine de la prensa británica con un estoicismo a prueba de especulaciones, historias inventadas, pseudónimos y el rechazo de una aristocracia inglesa que la desdeñaba por sus orígenes exentos de nobleza. Acá no funcionó como en "Zarzuela", donde a las futuras consortes se les crean abolengos tirados por los cabellos para lavar un poco el pasado plebeyo que tanto ofende a la realeza.

Para Kate es un reto diario mantener en equilibrio su agenda, su maternidad y ayudar a Guillermo.

Pero para Kate Middleton ninguna de estas humillaciones fue comparable ante los fundamentados temores que padeció Guillermo para decidir comprometerse con ella. La sombra del divorcio de su madre Lady Di con su padre, el Príncipe Carlos, lo perseguía. Según el portal "Ok Diario" el heredero llegó a presenciar las fuertes discusiones entre ellos siendo apenas un niño y hasta el último día de ella, tanto él como su hermano Harry fueron testigo de todo su sufrimiento.

Para Guillermo, la hoja de ruta estaba clara: jamás haría pasar a la elegida para ser su esposa lo mismo que sufrió Diana.

Todavía el esposo de Kate Middleton sufre las secuelas del dolor de Lady Di

Pero el actual esposo de la Consorte tiene un costado del que poco se ha hablado (como es tan acostumbrado en la Familia Real), y tiene que ver con su salud mental. El autocontrol y el carácter apacible que muestra ante el público, solo oculta su lado más inestable, herencia del lado materno. Él mismo ha reconocido en entrevistas que desde el fallecimiento de Lady Di, su estabilidad emocional ha sido una gran preocupación para su abuela, la Reina Isabel.

Al sol de hoy, Kate Middleton logró pasar todas las pruebas, bajo el compromiso de asumir esta unión como un pacto de por vida y ayudar a Guillermo a superar viejas heridas, las mismas que hoy mantienen fijo en su cabeza que la unión del matrimonio es para siempre y así se debe llevar al precio que sea.

Nunca fue confirmado un posible romance entre Guillermo y Rose, pero para Kate la amistad se daba por terminada.

En el caso del Príncipe, aparte de la unión casi centenaria de sus abuelos (que ahora, gracias a la serie "The Crown" sabemos lo que debió aguantar Isabel II para seguir junto a su díscolo abuelo, el duque de Edimburgo), no existen otras referencias cercanas de lo que significa una infancia con padres felices y unidos, pero entiende de qué se trata y al menos junto a Kate Middleton intenta día a día reinventar conceptos y no repetir antiguos esquemas.

Esto pasa por abordar cualquier situación adversa entre pareja, de forma adulta y no involucrar a los pequeños George, Charlotte y Louis en el proceso. ¿Romances furtivos? No parece un tema probable, aunque hubo un rumor muy difundido en 2019 sobre un posible affaire entre el Duque de Cambridge y Rose Hanbury, la exmejor amiga de la Consorte. ¿Valdría la pena arriesgar el enlace definitivo y el compromiso por una banalidad? El tiempo ha demostrado que no, al menos para Guillermo y Kate Middleton.