CONSTERNACIÓN

Polémico graffiti del Rey Juan Carlos desaparece: quién dió la orden y la causa que está detrás

La imagen desmantelada del Emérito trae de cabeza a toda Cataluña.
miércoles, 10 de febrero de 2021 · 08:39

¿Cómo puede distinguirse la delgada línea que separa a la libertad de expresión del libertinaje? ¿Quién lo determina? Si la respuesta está en la premisa de “unos pocos por encima de muchos”, afrontamos un gran problema entonces. Un mural artístico que critica a la figura del Rey Juan Carlos ha sido removido de un mural ubicado en el parque de las Tres Xemeneies, ciudad de Barcelona.

Esto sucedió, según reporta el medio “El Periódico”, este pasado lunes cuando el artista urbano especializado en la técnica del graffiti, “Roc BlackBlock” recibió la noticia de que su obra, cuya figura central era el rostro de Emérito, había sido removida por una escuadra de limpieza de Guardia Urbana.

La obra del artista “Roc BlackBlock” fue removida y aun no se establece quién fue el responsable.

En la composición gráfica se aprecia el Rostro del Rey Juan Carlos cuyas flechas que lo impactan, llevaban en el emplumado los colores republicanos y a cada lado, acusaciones a partir de los delitos financieros por los que es señalado actualmente, el episodio de la caza de elefantes en “Botsuana” y algunos calificativos adicionales.

El medio citado logró establecer conexión con el autor de la representación. Afirmó que el motivo que lo llevó a realizarla iba en apoyo al rapero Pablo Hasél, quien como pudimos conocer fue puesto tras las rejas debido al contenido altamente político que contenían algunas de sus polémicas canciones. Además “Roc BlackBlock” aseguró que lo suyo no se trató de una acción individual o peor aún, individualista, sino de un llamado colectivo a la lucha a favor de las libertades.

No es la primera vez que el Rey Juan Carlos es imagen referencial para manifestaciones artísticas de protesta.

En todo caso, no es la primera vez que la figura del padre del Rey Felipe VI protagoniza expresiones artísticas similares. Una muy comentada y difundida en medios, fue la del graffitero “J. Warx” quien lo representó con una mano levantada en señal de saludo con algunos hilarantes mensajes de protesta. Estos se replicaron en varios puntos de la provincia de Valencia.

Por aquellos días, transcurría la abdicación del Rey Juan Carlos y posteriormente su exilio “voluntario" a Abu Dabi. Con cada nueva noticia, el pintor borraba y añadía detalles al diseño original para incorporar gafas de sol pixeladas e incluso un turbante estilo arabesco, con escritos que iban desde “Corina Real” –así, sin la segunda “N”-, y uno de los más polémicos, “Chiques, luego os hago bizum”.

"J. Warx" estampó la controversial imagen del Emérito en Valencia, con diferentes versiones y lugares distintos de esa ciudad.

En el caso del nuevo manifiesto artístico que compromete al rostro del Rey Juan Carlos, desmantelado en horas del mediodía de ayer, hay menos luces que sombras para intentar esclarecer quién dio la orden de remover la obra. Entre el Ayuntamiento de la Ciudad Condal y varios entes del distrito de Sants-Montjuïc  nadie se responsabiliza, el Consistorio pidió investigación y el concejal Marc Serra aclara que nunca hubo una "orden política" detrás de todo esto.

Por su parte, "Rebobinart", el grupo que gestiona ante el Ayuntamiento la tramitación de permiso para plasmar obras en murales legalizados, defiende que la obra del Rey Juan Carlos se había realizado en un espacio habilitado por las autoridades, por lo que exigen prontas respuestas ante esta acción que perjudica la expresión de un artista urbano.

En Cataluña continúan las manifestaciones de apoyo para la liberación de Pablo Hasél.

Desde el diario “El País” se cubrió otro hecho importante: la firma de más de 200 artistas del entretenimiento nacional entre actores, cantantes, poetas y demás artistas que se pronuncian en contra de la orden de captura contra el rapero Pablo Hasél, quien como mencionamos, inspiró la creación del muro de “Roc BlackBlock”. En este acto se lanzó un comunicado conjunto para pronunciarse ante este hecho de interés comunitario y que afecta directamente al gremio artístico.

La persecución a raperos, tuiteros, periodistas, así como otros representantes por intentar ejercer su derecho a la libertad de expresión se ha convertido en una constante. Así, el Estado español ha pasado a encabezar la lista de países que más artistas ha represaliado.

Otras Noticias