JUGADA MAESTRA

La Reina Letizia echa por tierra el machismo con el que fue convocada a los premios APM de periodismo

Su Majestad no podía faltar al evento en que se agasaja a su profesión pero se ha encargado de marcar la diferencia y que su presencia allí no fuera como los organizadores esperaban.
miércoles, 10 de febrero de 2021 · 05:45

La Reina Letizia ha presidido en el día de ayer la ceremonia de la entrega de los premios APM que buscan felicitar a los mejores profesionales del ámbito periodístico. En el año 2001, cuando aún no se convertía en Reina de España ella recibía el galardón a la mejor periodista menor de treinta años y hoy sigue presente en el evento pero de un modo muy diferente. Siempre se ha caracterizado por ser una Royal bastante disruptiva y una prueba de ello es cuando intentó continuar con su trabajo a pesar de convertirse en parte de la Realeza, o todas las veces que repite vestuario para intentar terminar con esa imagen superficial con la que se señala a menudo a sus colegas del resto del continente. En este evento lo ha demostrado nuevamente.

Resulta que la invitación a la premiación incluía una premisa que ha sido bastante criticada porque se solicitaba que los hombres asistieran de traje negro y las mujeres de vestido corto. Realmente una actitud absolutamente pacata y retrógrada de quienes estaban encargados de organizar, no solamente porque ya no entra en las nuevas mentes que se indique cómo debe vestir alguien sino también porque específicamente indicaba que las mujeres debían utilizar prendas que obviamente dejan expuestas las piernas, cuestión absolutamente machista.

La presencia de la Reina Letizia en la celebración tomaba mucha más relevancia que de costumbre considerando el contexto que acabamos de describir. Y es que siempre la prensa y los ciudadanos están atentos a las elecciones de vestuario de la madre de la Heredera del Trono pero ahora había mucha más expectativa por conocer el modo en que se adaptaría a las reglas de la invitación. Sería toda una novedad verla usando un traje corto cuando aún estamos en pleno invierno, pero para sorpresa de todos, se ha salido con la suya.

La nuera de la Reina Sofía ha escogido un conjunto de color oscuro que no era ni largo ni corto. En el ambiente de la moda se lo conoce como “midi”, un estilo que llega justo al medio entre la rodilla y los tobillos. Si hubiese querido ser más osada aún podría haber elegido llevar pantalones pero también sabemos que no es del estilo de la Reina Letizia generar escándalos ni provocar malos o incómodos momentos. Fiel a su modo cauteloso e independiente ha decidido lanzar un mensaje poderoso que mucho tiene que ver con las luchas feministas actuales y en eso la ropa ha sido la bandera.

Letizia Ortiz ha usado un abrigo color rosa de la firma “Carolina Herrera” y la actitud de ir contra lo que se espera de ella no solamente la ha colocado en el largo de la vestimenta sino en que nuevamente no ha estrenado, de hecho es el tercer uso que le da. Consta de una falda plisada en negro y rosa perteneciente a Reiss que combinaba con un top negro de puño y al cuerpo de Hugo Boss. La cartera y las botas también las había estrenado en otras oportunidades de manera que con el look no ha innovado en nada pero ha encontrado el modo perfecto de llamar la atención. Y es que la Reina ni siquiera necesita mostrar conjuntos exclusivos y de inauguración en cada aparición pública para generar impacto, como tampoco necesita emitir comunicados polémicos en relación a lo que le parece o no acertado. Ella directamente actúa como considera mejor y las consecuencias están a la vista.

El Rey Felipe sí ha cumplido con lo que versaba la notificación pero lo que sucede en su caso es que el traje negro de etiqueta es la versión más usual para ellos en este tipo de eventos y en ese campo no hay mucho más por hacer. Por su parte, la Reina Letizia lucía absolutamente hermosa, segura de sí misma y pisando fuerte en un ámbito que ha sido su casa durante mucho tiempo.

Otras Noticias