La trastienda

La verdadera razón por la cual la Infanta Elena es el ojito derecho del Rey Juan Carlos

El padre del Rey Felipe continúa en el exilio.
sábado, 9 de enero de 2021 · 09:01

El Rey Juan Carlos tuvo tres hijos, pero su complicidad con la Infanta Elena lo delata. Se dice que la madrileña es su hija favorita, pues comparten muchos gustos en común y, además, es la que menos se parece a su madre. 

La primogénita del Rey Emérito es fanática de la velocidad, de los deportes ecuestres, tiene un humor particular y, definitivamente, su carácter es casi idéntico al del romano.

El Rey Juan Carlos, la Reina Sofía y la Infanta Elena.

Ambos son simpáticos, habilidosos para relacionarse con cualquier tipo de persona y tiene ese carisma que puede llegar a conquistarte. La Duquesa de Lugo es muy querida por el pueblo, a pesar de no continuar participando en los actos oficiales de la Corona. 

Doña Elena no es vegetariana como la Infanta Cristina y la Reina Sofía. La Infanta heredó el talento para la cacería, por lo que se ha visto encantada de acompañar al exiliado en distintos viajes para practicar su mayor pasión. 

El Rey Felipe, la Reina Sofía, la Infanta Cristina, la Infanta Elena y el Rey Juan Carlos.

Don Juan Carlos y la hermana del Rey Felipe son los únicos Borbón, además de Victoria Federica y Froilán, que disfrutan de las citas taurinas.  La multitud los halagaba con grandes aplausos, cada vez que pisaban alguna plaza de toros. 

Comparten su amor por el vino, la música moderna, los libros divertidos y, según “Vanitatis”, no tienen ni un ápice de intelectuales. El exrey y Elena también disfrutan del mar, las regatas y de la comida española.

El Rey Juan Carlos y la Infanta Elena son grandes aliados.

A pesar de que el exmonarca no permitió que la primogénita de Sofía de Grecia se proclamara como la Reina de España, la Infanta se ha convertido en el ojito derecho de él, pues, ella siempre le ha mostrado su apoyo.

La mayor de los tres hijos del jubilado no ha dudado en visitarlo en los Emiratos Árabes y, hasta se podría creer, que la ex de Jaime de Marichalar es el pegamento que mantiene a los Borbón “unidos”.