Inesperado

La Reina Letizia se encuentra de última en este ranking y te explicamos por qué

La esposa del Rey Felipe sigue siendo el blanco de los medios.
sábado, 9 de enero de 2021 · 09:56

El 2020 siempre lo recordaremos por haber sido el año en el que una pandemia mundial logró modificar todo a su paso y generó una gran crisis económica. Ante esta problemática, muchos se han preguntado si para la Reina Letizia y las otras figuras europeas sigue siendo importante invertir en ropa. 

“Vanitatis” desveló un listado en donde la esposa del Rey Felipe se encuentra de última, pero esto no sería negativo, sino todo lo contrario. El estudio desvela a las Royals más derrochadoras en tiempos de pandemia. 

La Princesa Charlene nos sorprendió con su nuevo look.

Charlene de Mónaco encabeza el listado. La Princesa Consorte gastó más de 106.000 euros en ropa durante todo el 2020. Se dice que adquirió más de 70 atuendos a estrenar. 

A Charlene le sigue Kate Middleton. Se estima que la esposa del Príncipe Guillermo compró más de 120 piezas de ropa y accesorios, pero, en un intento de parecerse a Doña Letizia, debemos destacar que dicha cantidad incluye algunas firmas low cost. 

Kate Middlenton y Meghan Markle no podían quedar fuera del listado.

Meglan Markle, a pesar de ya no formar parte de la Familia Real británica, se desveló que gastó un poco más de 49.000 euros en sus atuendos; un número algo exagerado para la Reina Consorte de España

Máxima de Holanda también aparece en el listado. La monarca de los Países Bajos gastó 50.000 euros a los largo del 2020 en piezas de firmas extranjeras, y, evidentemente se convirtió en el blanco de las críticas. 

Máxima de Holanda y la Reina Letizia suelen reciclar sus atuendos favoritos.

Mary de Dinamarca invirtió 35.000 euros en su armario; Sofía de Suecia 27.000 euros; Sophie de Wessex y Marie de Dinamarca 24.000, Victoria de Suecia 20.000 y  finalmente hemos llegado el lugar de la madre de la Princesa de Asturias

La ovetense recicló gran parte de sus atuendos durante casi todo el 2020. Se dice que gastó alrededor de 15.000 euros y, aparentemente, la Reina española tiene la intención de continuar solidarizándose ante la crisis económica durante este 2021.