Gran cambio

Todo lo que hizo la Reina Letizia para ser aceptada dentro de La Zarzuela

Se continúan desvelando los secretos de la Familia Real.
viernes, 8 de enero de 2021 · 11:33

Letizia Ortiz Rocasolano era todo lo contrario a lo que se habían imaginado el Rey Juan Carlos y la Reina Sofía. La futura esposa de Felipe de Borbón era periodista de TVE, tenía ideologías diferentes a las monárquicas y, además, era una plebeya. 

Esto último sería la gota que derramaría el vaso. Era inaceptable que el hijo de Juan Carlos I se comprometiera con una mujer que no provenía de un linaje azul; y a esto había que sumarle que la ovetense estaba divorciada. 

La Reina Letizia ya era conocida dentro de la televisión.

Corinna Larsen desveló, en una de sus polémicas entrevistas, la gran admiración que sentía por la madre de la Princesa Leonor. Letizia Ortiz fue víctima de las presuntas humillaciones del Rey Juan Carlos. 

A pesar de los desplantes y la presión de la Corona, el amor hacia Felipe VI era suficiente para que Doña Letizia asumiera con coraje todos los retos que estaban por venir. 

La Reina Letizia y el Rey Felipe en su compromiso.

Debido a su carrera profesional, la experiodista estaba familiarizada con el mundo de la investigación, por lo que, rápidamente, tomaría lápiz y papel para aprender todo lo relacionado con la monarquía.

La hija de Paloma Rocasolano prácticamente volvería a nacer, pues, debió aprender a caminar detrás de su esposo, a controlar su particular carácter y hasta vestirse; esto último fue lo que más nos sorprendió. 

La Reina Letizia ha educado a la Princesa Leonor y a la Infanta Sofía con valores apegados a la realidad.

La mujer que actualmente se posiciona como una de las mejores referentes de la moda internacional no sabía elegir sus atuendos. La revista Moncloa afirma que ha sido evidente la evolución del estilo de la monarca. 

Se podría decir que la crisis de la pandemia ayudó a la cuñada de la Infanta Elena a ser un poco más aceptada por el pueblo. En todo el 2020 vimos a una Letizia comprometida con las causas sociales y con una actitud un poco menos distante.