DESESPERADA

La realidad que superó la ficción: el día en que la Princesa Diana dejó de amar al Príncipe Carlos

La nueva película sobre Lady Di nunca podrá reflejar su dolor real.
jueves, 28 de enero de 2021 · 10:44

Se dice que cuando una relación está por terminar, se puede sentir en el aire. En el caso del matrimonio fallido entre Diana de Gales y el Príncipe Carlos, ¿en qué momento dejó ella de insistir?

La revista "Vanity Fair" pudo conocer algunos detalles sobre el rodaje de la película "Spencer", que protagonizará la actriz Kristen Stuart en el papel de la Princesa, para dar a conocer lo que sucedió exactamente en aquella navidad en la que la decisión de separarse era irreversible.

La actriz Kristen Stuart en su primera foto oficial bajo la interpretación de Lady Di.

Este nuevo trabajo, versionará parte de los hechos, pero sabemos que la realidad fue mucho más desesperante. Si la madre de Harry guardaba alguna esperanza de salvar su matrimonio, Carlos se encargó de derribar una a una sus posibilidades.

Hasta el alma más enamorada tiene un límite y esto fue justo lo que sucedió con la británica ante la peor prueba de desamor: fue en junio de 1991 cuando Carlos la dejó sola toda la noche acompañando a Guillermo, quien tuvo que ser intervenido de emergencia tras un accidente con un palo de golf.

Fuentes cercanas a la Princesa aseguraban que el matrimonio era increíble fingiendo ante los medios.

Ese mismo año también ocurría una seria confrontación: Diana decidió plantarse frente a Camilla Parker Bowles y esto solo logró enfurecer al Príncipe, así que sobra decir cómo transcurrieron las navidades de ese año en el retiro de Sandringhan.

Para Lady Di, la salida significaba lidiar con tres flancos: el desprecio de la Casa Windsor, el acoso mediático y separarse bajo acuerdos que pudieran asegurar su futuro, después de todo, fue ella quien le dio al Reino Unido a su futuro heredero.

A todo esto, podríamos añadir la infelicidad de Spencer, romances tórridos, supuestos intentos de quitarse la vida, su lucha contra la bulimia y la marcada obsesión por su némesis sentimental, Camilla. Cada uno de estos ítems fueron inmortalizados en el libro "Diana, su verdadera historia", escrita por Andrew Morton.

Finalmente, su libertad llegó en 1996 cuando Diana oficialmente se divorció del hijo de la Reina Isabel, pero su historia comenzó a reescribirla desde casi 6 años antes. Lamentablemente, no pudo ver el fruto de su legado, falleció al año siguiente, en 1997.